11 de julio de 2012

Convenio APIR

El consejero de Educación, Cultura y Turismo, Gonzalo Capellán, ha firmado esta mañana un acuerdo de colaboración con el presidente de la Asociación Pro Infancia Riojana (APIR), Miguel Ángel Muro, por el que el Gobierno de La Rioja destinará 38.000 euros a la fundación para el desarrollo del proyecto Quiribó, que proporciona atención educativa a los alumnos de Secundaria con graves problemas de conducta.

Este convenio permitirá atender a aquellos alumnos que presenten necesidades específicas de apoyo educativo, derivadas de graves trastornos de conducta, graves dificultades de inserción social y de adaptación escolar, con grave riesgo de abandono educativo y que dificulten el desarrollo normal de las clases.

El proyecto Quiribó dará respuesta a las características de estos alumnos y trabajará por conseguir, mediante el desarrollo de programas específicos, el máximo desarrollo de sus capacidades, evitando la inadaptación al medio escolar, el absentismo y fracaso escolar, asegurando el desarrollo de unas competencias básicas, de carácter profesional que constituyan una alternativa al abandono escolar y al riesgo de inclusión social.

La Asociación Pro Infancia (APIR) es una entidad sin ánimo de lucro, con amplia experiencia en la atención educativa y en la formación dirigida a jóvenes y adolescentes en riesgo de exclusión social y en el desarrollo de programas dirigidos a este colectivo. Por lo tanto, Gonzalo Capellán ha destacado que se trata de una asociación preparada para llevar a cabo este proyecto y "favorecer la permanencia de estos alumnos en el sistema escolar, además de ofrecerles vías alternativas que faciliten su inserción social y transición a la vida adulta".

Este convenio supone la creación de un aula externa, coordinada por los centros, que en este curso está atendiendo a 10 alumnos de ocho centros de Logroño.