17 de septiembre de 2010

La evolución de los indicadores económicos analizados en la publicación ‘Cuadernos de Coyuntura Económica de La Rioja’ confirma la tendencia positiva de la economía regional a lo largo del segundo trimestre y se estima para 2010 un incremento del 0,2% en la economía de nuestra región, una décima más que lo previsto en el trimestre anterior.

Esta publicación trimestral, elaborada por el Instituto de Estadística de La Rioja, muestra la trayectoria de la economía riojana a través de los indicadores y variables económicas más relevantes e incluye un repaso de la situación nacional e internacional.

Las estimaciones del Indicador sintético de La Rioja para el segundo trimestre de 2010 prevén que el crecimiento del Valor Añadido Bruto (VAB) no agrario se situará en un 0,0%.

‘Cuadernos de Coyuntura Económica de La Rioja’ muestra como la evolución de los principales indicadores relacionados con el consumo son un fiel reflejo de esta tendencia positiva. Así, por ejemplo, la matriculación de turismos aumentó en junio un 25,3% con respecto al mismo periodo del año anterior y en el conjunto del primer semestre de 2010 el incremento medio anual fue del 32,3%.

Por lo que respecta a uno de los sectores que se encuentra tirando de nuestra economía, el sector servicios, muestra señales optimistas para la primera mitad de 2010. Así se comprueba cómo su principal indicador, la cifra de negocios, incrementa un 6,4% hasta junio de 2010, porcentaje superior al alcanzado a nivel nacional (2,5%).

En lo que respecta al mercado exterior, en términos absolutos, las exportaciones en el período enero-junio de 2010 alcanzaron los 596 millones de euros y las importaciones, 448 millones de euros, lo que refleja una tasa de cobertura del 133,0%, porcentaje muy superior al 77,4% del conjunto nacional.

Vertiente laboral

El mercado de trabajo continúa avanzando hacia la estabilización. La Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2010 sitúa la población riojana ocupada en 137.700 personas, lo que supone un aumento intertrimestral de 5.300 personas, mientras que el número medio de afiliados a la Seguridad Social en junio moderó su caída con un descenso de -1,4% interanual, siendo la media nacional de un -1,7%.

El número de contratos registrados hasta el segundo trimestre de 2010 alcanzó la cifra de 43.526, lo que supone 3.471 contratos más que en el mismo período del año anterior. Además, según la Encuesta de Coyuntura Laboral, el 77,4% de los efectivos laborales tenían un contrato indefinido, lejos de la media nacional (73,6%) y siendo la segunda comunidad (junto con Cataluña) con mejores tasas de empleo estable. Con respecto al paro registrado por el Servicio Riojano de Empleo afectó al finalizar junio a 21.794 personas, lo que supone una tasa interanual del 11,3%.

Por su parte, el Índice de Precios al Consumo (IPC) en La Rioja cerró el primer semestre de 2010 con un incremento interanual del 1,4% en junio, una décima menos que en el conjunto nacional.