28 de febrero de 2007

Los trujales riojanos han molturado 1.824.895 kilos de oliva amparada por la DOP "Aceite de La Rioja" durante la campaña 2006-2007. Esta cifra supone un incremento de casi el 35% respecto a la cosecha anterior. La climatología y la inscripción de nuevos operadores en los registros de denominación han favorecido que, por tercer año consecutivo, la producción de oliva acogida a la DOP se haya incrementado.

El crecimiento de la cosecha ha sido generalizado en todo el sector oleícola riojano. El clima ha acompañado durante todo el año, y la ausencia de heladas y las temperaturas suaves han permitido el correcto desarrollo de los estados fenológicos del olivo. Asimismo, gracias al clima primaveral de los meses de octubre, noviembre y diciembre, los agricultores pudieron realizar la recolección en el momento adecuado, sin las complicaciones y daños causados por nieblas, lluvias o heladas en campañas anteriores.

En total, La Rioja ha producido más de 5.900.000 kilos de aceituna. Aunque una parte se ha molturado en localidades cercanas de otras comunidades vecinas, las almazaras de la comunidad han visto aumentar notablemente su actividad durante la campaña 2006-2007.

La cantidad de aceite obtenido ha alcanzado los 411.887 litros, casi un 27% más que la campaña 2005-2006, que dejó una producción de 325.150 litros, de los cuales 276.900 fueron calificados como Virgen Extra y, por tanto, pudieron ser amparados por la marca de calidad.

Al igual que en años anteriores, en los valles del Cidacos y de Ocón se ha concentrado la mayor parte de la producción. Sin embargo, cada vez se aprecia mayor incremento de superficie de olivar en otras comarcas de La Rioja Baja y Media, así como en La Rioja Alta, donde el cultivo del olivo era casi inexistente hace media década.