26 de agosto de 2012

Las ediciones de verano de Dinobús y Vinotaller han llegado a su fin este fin de semana y según los datos de La Rioja Turismo el balance no podía ser más positivo: Dinobús ha llenado el 100% de las plazas ofertadas mientras que Vinotaller ha alcanzado una ocupación media del 90%. Para La Rioja Turismo, los resultados demuestran el interés tanto del público riojano como de los visitantes que llegan a la comunidad por este tipo de actividades que facilitan el acceso a la variada oferta turística de La Rioja y permiten al turista vivir experiencias únicas.

La edición de verano de Dinobús ha permitido a los turistas visitar los yacimientos de icnitas en Valdecillo, La Virgen del Campo y Enciso, con el valor añadido de conocer el parque de paleoaventura El Barranco Perdido, visitar su Museo Cretácico, disfrutar de la zona de agua, con su gran tobogán de acero, y una representación teatral. El Dinobús se ha celebrado los días 28 de julio y 25 de agosto ocupándose en ambos casos las 50 plazas ofertadas por recorrido.

Por su parte, Vinotaller se ha desarrollado los meses de julio y agosto y ha ofrecido cuatro iniciativas diferentes, con actividades en viñedos, un curso de cata comentada, un curso de cocina riojana y la iniciativa 'Vino y estrellas'.

Las propuestas han incluido el traslado en autobús desde la Oficina de Turismo de La Rioja hasta las actividades, celebradas en lugares como la Finca Valdeguinea, Bodegas David Moreno, Bodegas Conde de los Andes en Ollauri, Bodegas Pedro Benito Urbina en Cuzcurrita del Río Tirón, Villa de Ábalos, Bodegas Ontañón, Heredad Baños Bezares en Briñas y Bodegas Viña Herminia en Aldeanueva de Ebro.

En esta actividad se han ocupado 132 plazas de las 150 ofertadas.