29 de diciembre de 2010

Tal y como fue anunciado por el Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, el Transporte Metropolitano estará operativo durante la próxima Nochevieja entre la 1.00 y las 8.00 horas. Esta iniciativa ratifica la apuesta del Gobierno de La Rioja por un modelo de movilidad pública que evite, en una fecha tan señalada y tan complicada desde el punto de vista de la seguridad vial, los riesgos asociados a la conducción bajo los efectos del alcohol. De esta forma, y de manera gratuita, todos los habitantes del entorno urbano de Logroño podrán desplazarse a la capital (o viceversa) sin necesidad de recurrir a un medio de locomoción privada.

Para ello el Gobierno de La Rioja y la empresa concesionaria del Transporte Metropolitano pondrán en funcionamiento cuatro líneas especiales que cubrirán las necesidades de desplazamiento de todos los municipios englobados en la red metropolitana, con excepción de Clavijo, La Unión e Islallana. Con destino a los municipios, los autobuses partirán de la capital riojana a las 1.00, 3.00, 5.00 y 7.00 mientras que desde las diferentes localidades hacia la capital partirán a las 2.00, 4.00, 6.00 y 8.00. La frecuencia del servicio será uno cada dos horas mientras que emplearán en torno a los 55 minutos en completar su recorrido.

La Línea Especial 1 cubrirá los municipios de Cenicero, Fuenmayor y Navarrete. Así, los servicios desde el Hospital San Pedro arrancarán a la 1.00, 3.00, 5.00 y 7.00. Cinco minutos después de iniciado el recorrido, pasarán por la Universidad de La Rioja; a la 1.15, 3.15, 5.15 y 7.15 partirán del centro de Logroño (El Labrador) mientras que de El Arco lo harán diez minutos después. A la 1.35, 3.35, 5.35 y 7.35 pasarán por Navarrete mientras que diez minutos después lo hará por Fuenmayor. Los servicios concluirán en Cenicero a las 1.55, 3.55, 5.55 y 7.55. De regreso hacia la capital, los autobuses partirán a las 2.00, 4.00, 6.00 y 8.00.

La Línea Especial 2 comunicará Entrena, Nalda y Albelda con Logroño. Los servicios desde la Estatua del Labrador hacia el resto de municipios partirán a la 1.00, 3.00, 5.00 y 7.00. Tardará diez, 15 y 18 minutos, respectivamente, en llegar a la Universidad de La Rioja, Hospital San Pedro y Marianistas. Las horas de paso por Albelda serán 1.38, 3.38, 5.38 y 7.38; por Nalda, 1.45, 3.45, 5.45 y 7.45; mientras que a Entrena llegarán a la 1.55, 3.55, 5.55 y 7.55. De regreso a la capital, los servicios arrancarán de la localidad entrenera a las 2.00, 4.00, 6.00 y 8.00.

La Línea Especial 3 comunicará la capital con Ribafrecha y Murillo. Los autobuses partirán de la Estatua del Labrador a la 1.00, 3.00, 5.00 y 7.00. Compartirán las mismas horas y paradas de paso que la Línea Especial 2 si bien empleará 38 minutos en llegar a Murillo de Río Leza y 58 en arribar a Ribafrecha. De regreso a Logroño, los servicios se han programado a las 2.00, 4.00, 6.00 y 8.00.

La última línea operativa será la M7, que cubrirá su recorrido habitual: Logroño, Recajo, Agoncillo y Arrúbal. Desde El Arco los servicios arrancarán a la 1.00, 3.00, 5.00 y 7.00. Empleará diez minutos en llegar a la Estatua del Labrador; 20 en arribar a la Universidad; y 25 en llegar al Hospital San Pedro. La siguiente parada llegará en Recajo (1.35, 3.35, 5.35 y 7.35). En Agoncillo efectuará tres paradas: N-232 (cinco minutos después de llegar a Recajo); Agoncillo-Renfe (10 minutos más tarde), y Museo Würth (quince minutos después). Los autobuses llegarán a Arrúbal a la 1.55, 3.55, 5.55 y 7.55 para, cinco minutos más tarde, iniciar las expediciones de regreso.

El día de Año Nuevo no habrá más expediciones del Transporte Metropolitano una vez que se complete el último servicio de estas cuatro líneas especiales mientras que, por lo que respecta al horario diurno del 31 de diciembre, los servicios concluirán a las 20.00 horas.

Más información en larioja.org/transportesEste enlace se abrirá en una ventana nueva.