15 de diciembre de 2010

El Consejo de Pesca de La Rioja ha analizado en su primera reunión el borrador del Plan de Ordenación Piscícola de La Rioja que organizará la gestión de los recursos piscícolas riojanos y afecta a la gestión del espacio físico en el que habita la población de truchas, a las aguas no trucheras y prioriza las actuaciones de mejora del hábitat de la trucha.

El Plan de Ordenación Piscícola de La Rioja parte del análisis de los ríos riojanos y de los inventarios piscícolas y plantea como principales líneas de trabajo el aprovechamiento sostenible de las poblaciones trucheras y las acciones encaminadas a aumentar la capacidad de carga truchera de las aguas.

La nueva normativa de ordenación piscícola que deberá ser aprobada mediante Orden por la Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, establece diez poblaciones de trucha en La Rioja y determina lo qué se puede pescar, así como las mejoras del medio natural necesarias.

El Consejo de Pesca ha analizado también en esta primera reunión el plan anual de repoblaciones que en 2011 continuará en la línea de las actuaciones de repoblación de trucha llevadas a cabo en los últimos años. Así, durante el próximo ejercicio 2011 se repoblarán 200 kilómetros de aguas de zonas sostenidas y artificiales con 800.000 ejemplares de alevines y 70.000 añales.