30 de julio de 2010

La Dirección General de Medio Natural ha celebrado esta mañana en Riojaforum el sorteo público de los permisos de caza mayor en batida y caza menor en la Reserva Regional de Caza Cameros-Demanda y en los cotos sociales de caza de la Comunidad Autónoma para la temporada 2009/2010.

En total se han repartido mediante sorteo 74 batidas en la Reserva Regional de Caza Cameros-Demanda, 59 para cuadrillas regionales y 15 para cuadrillas nacionales, y 25 batidas en los cotos sociales, de las que 20 corresponden a cuadrillas regionales y 5 a cuadrillas nacionales. Tras el sorteo, han quedado adjudicadas la totalidad de las cacerías.

La Orden anual de caza de la Reserva Regional de Caza y Cotos Sociales de La Rioja, por la que se determinan las normas de caza en los terrenos gestionados por la Administración riojana para la presente temporada cinegética, establece que, debido a la gran cantidad de cuadrillas regionales de caza de jabalí existente en La Rioja, sólo se adjudicarán a cuadrillas nacionales un máximo del 20% del total de batidas disponibles, sin que ninguna de ellas pueda disfrutar de mayor número de batidas que las cuadrillas regionales.

Asimismo, se han sorteado los permisos de caza menor en la Reserva Regional de Caza Cameros-Demanda, con un total de 97 solicitudes presentadas, así como los permisos de caza menor en los cotos sociales, a los que optaban 2 cuadrillas nacionales y 22 regionales.

Medidas para la caza de ciervo
Técnicos de la Dirección General de Medio Natural han explicado a los cazadores presentes en el sorteo las medidas de carácter extraordinario para la caza de ciervo en batida en La Rioja que se adoptarán durante la temporada cinegética 2010-2011.

Las acciones pretenden disminuir la densidad de las poblaciones de ciervo en las zonas afectadas por el foco de sarna detectado y limítrofes, así como en aquellas otras áreas en que originan daños en cultivos o en accidentes de tráfico. Por este motivo, se habilita la posibilidad de aumentar el número de batidas mixtas en los cotos que ya tienen autorizada alguna y de autorizar alguna batida en los que, pese a tener constatada la presencia de ciervo actualmente, no lo cazan actualmente en batida. En definitiva se pretende ampliar el número de batidas mixtas de ciervo sin ampliar el número total de batidas.

Asimismo, se autoriza a cazar a ciervos machos o hembras, indistintamente y sin limitaciones en cuanto a la calidad de los trofeos de los machos, y se suprime la limitación del número de capturas por cacería.

Este paquete de medidas responde al incremento de las poblaciones de ciervos, que se han ido expandiendo progresivamente de las zonas de sierra de carácter forestal a otros terrenos forestales y zonas de antiguos cultivos abandonados. Como consecuencia, se viene constatando su presencia estable en terrenos situados al pie de la zona de sierra, produciendo daños en cultivos que causan conflictos con los agricultores propietarios de las explotaciones afectadas. Además, su expansión se está traduciendo en su creciente implicación en accidentes de tráfico por su irrupción en vías de comunicación.

Un tercer motivo que ha llevado al Gobierno de La Rioja a intervenir es la aparición de un foco de sarna sarcóptica en ejemplares de ciervo en la Sierra de la Demanda, en el río Calamantío y en la zona de Ezcaray. Esta enfermedad se ha manifestado en otras regiones de España en las que se han reducido las poblaciones silvestres de rebeco y cabra montés y, en menor medida, la de los ciervos que compartían ecosistema.

Muestreos sanitarios
Además, los veterinarios encargados por la Consejería de Agricultura de la vigilancia sanitaria durante la campaña 2009-2010, han expuesto a los cazadores el resultado de los muestreos sanitarios efectuados, así como las normas higiénico-sanitarias básicas para el manejo de las piezas de caza mayor abatidas y destinadas a autoconsumo.