18 de noviembre de 2010

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial mejorará los equipamientos de uso público de la zona húmeda de La Degollada de Calahorra mediante la adecuación de una senda peatonal, la creación de un observatorio de aves, la instalación de nuevo mobiliario, el acondicionamiento del aparcamiento y la colocación de paneles informativos y de un atril panorámico.

La actuación tiene un presupuesto que ronda los 50.000 euros y comenzará a ejecutarse de forma inmediata con la previsión de que concluya a finales de año. Contempla la adecuación de una senda de unos dos kilómetros de longitud que recorrerá todo el perímetro de la laguna principal. El camino dispondrá de un ramal de unos 500 metros que discurrirá por el pinar hasta llegar a un cerro desde el que se tendrá una amplia panorámica de este espacio natural.

La Dirección General de Medio Natural construirá un observatorio de aves próximo a la masa de agua y plantará especies como el tamariz, caña y alimo que permitan crear pantallas de vegetales para facilitar la nidificación y el descanso de las aves acuáticas.

El proyecto incluye, asimismo, la instalación de nuevo mobiliario urbano con tres mesas y cuatro nuevos bancos, así como la adecuación de los observatorios existentes para su reconversión en cobertizos con el fin de los visitantes puedan resguardarse de las inclemencias del tiempo.

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial impedirá el tránsito de vehículos a motor por los alrededores de las lagunas para asegurar la tranquilidad de las aves nidificantes y el mayor disfrute de los visitantes. Además, se acondicionará el aparcamiento existente con capacidad para una decena de plazas y se colocarán tres paneles informativos y dos atriles panorámico con información sobre los valores naturales de la zona.

La zona húmeda de la Degollada consiste en un sistema de cinco lagunas en serie que se construyeron como compensación por el impacto de las obras de recrecimiento del embalse de El Perdiguero. Su singularidad radica en que se trata de una planicie esteparia surcada por barrancos y cárcavas donde se ha formado un variado ecosistema acuático. Los pinares de pino carrasco ocupan la totalidad de la planicie en las laderas circundantes y la flora de acompañamiento da cobijo a gran variedad de plantas y matorrales, reptiles, anfibios, aves y mamíferos.

La Degollada es un importante lugar de descanso para las aves acuáticas migratorias que se encuentran de paso y entre las especies presentes figuran grullas, garzas, ánsares y somormujos.

Esta actuación en La Degollada forma parte de las acciones que la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial está llevando a cabo en materia medioambiental en Calahorra y entre las que figura la reciente renovación del área recreativa del embalse El Perdiguero de Calahorra con la plantación de más de 4.000 plantas y la instalación de nuevo mobiliario para disfrute de los ciudadanos.