26 de febrero de 2011

La Dirección General de Medio Natural de la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial está llevando a cabo labores de repoblación con trucha autóctona en diversos tramos fluviales de la región mediante el empleo de alrededor de 350.000 huevos embrionados de trucha común autóctona producida en la piscifactoría de Brieva de Cameros.

La fecha de eclosión de los huevos embrionados se estima que tendrá lugar a mediados del mes de marzo, cuando los peces se acomodan en la grava del fondo del río y van reabsorbiendo su saco vitelino (estructura embrionaria de alimentación que se forma en la fase del desarrollo del embrión) hasta que a finales de abril empieza la fase de crecimiento y alimentación externa.

El sistema de repoblación utilizado está basado en la colocación de jaulas especiales denominadas cajas Vibert que son pequeñas cajas fabricadas con fécula de patata biodegradable y dotadas de rendijas de aproximadamente 2 milímetros por donde el pez escapa una vez que eclosiona. Las cajas son enterradas levemente en la grava y en lugares minuciosamente elegidos del río por disponer de condiciones adecuadas de profundidad, corriente y, por tanto, de oxigenación. Con este sistema de repoblación se asegura la adaptación absoluta del pez al entorno.

Este método es complementario a otras fórmulas de repoblación que también se llevan a cabo de forma generalizada en La Rioja como la repoblación con alevín ya desarrollado o añales.

Compra de trucha arco iris


La Dirección General de Medio Natural ha adquirido 8.500 kilos de trucha arco iris para repoblar los cotos de Peroblasco, Arnedo intensivo, Perdiguero intensivo, Anguciana intensivo, embalse de Ortigosa y embalse de la Grajera.

Creados en el año 2005, los cotos intensivos sirven para reducir la presión en espacios que requieren mayor protección y copan actualmente entre el 65 y el 70% de todos los permisos de pesca concedidos de La Rioja, lo que supone 8.000 permisos de los más de 12.000 existentes.