27 de octubre de 2010

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha editado una guía sobre los recursos naturales de las Siete Villas con información sobre los valores naturales y los senderos existentes en Brieva de Cameros, Canales de la Sierra, Mansilla, Viniegra de Abajo, Viniegra de Arriba, Ventrosa y Villavelayo.
La publicación ‘La naturaleza de las 7 villas’ ha sido elaborada en colaboración con la Asociación de las Siete Villas y acerca al público, a través de sencillos paseos, a lugares llenos de encanto como el valle del río Urbión, en Viniegra de Abajo; la ermita de San Juan, en Canales de la Sierra y el puente de la Hiedra, en Ventrosa. Asimismo, ofrece recorridos que permiten conocer la majada de El Ollano, en Viniegra de Arriba; las antiguas explotaciones mineras de Mansilla de la Sierra; la Tenada de las Escaleras, en Brieva de Cameros o el antiguo camino trashumante de Villavelayo a Canales.
El Gobierno de La Rioja ha editado 5.000 ejemplares de formato bolsillo de esta guía que pretende divulgar los recursos naturales y culturales de la zona del Alto Najerilla e incluye numerosas ilustraciones, mapas y fotografías en color.
La publicación contiene un mapa desplegable en formato DIN-A3 y un apartado introductorio sobre las particularidades del relieve, vegetación, fauna y cursos fluviales del Alto Najerilla. El grueso del contenido son siete fichas de cada una de las localidades de las Siete Villas en las que se ofrece información sobre el patrimonio natural y cultural, así como un sendero de cada una de ellas con mapa y descripción. Además, incorpora un mapa general de la comarca del Alto Najerilla y las Siete Villas, asi como datos de interés relativos a áreas recreativas, puntos de interés turístico, senderos o árboles singulares.
La guía ‘La naturaleza de las 7 Villas’ se podrá adquirir en las Oficinas de Turismo de La Rioja y en los propios ayuntamientos de la zona.
El río Najerilla es el eje vertebrador de esta comarca de naturaleza generosa. Sus afluentes y sus densas masas arboladas albergan a numerosa fauna y otorgan gran singularidad y potencial turístico a este espacio, incluido en la red de espacios naturales protegidos europeos, Red Natura 2000.
Desde el punto de vista cultural, las Siete Villas esconden numerosos atractivos. La propia fisonomía de los municipios, con la piedra como protagonista, y las huellas de su pasado trashumante son las principales señas de identidad y atractivos turísticos de estas pintorescas localidades serranas.