19 de mayo de 2009

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial va a implantar una medida pionera consistente en el aprovechamiento de los beneficios ambientales del cultivo de chopos como tratamiento complementario de los vertidos de las depuradoras.

El proyecto de la Dirección General del Agua comenzará a aplicarse en las zonas de Torremontalbo y Calahorra y conlleva que los vertidos de las estaciones depuradoras de más de 10.000 habitantes equivalentes se sometan a un tratamiento adicional de afino mediante el riego de parcelas de chopo. La medida permitirá mejorar la calidad de los vertidos de forma económica y ecológica mediante la acción conjunta del suelo, microorganismos y plantas.

Actualmente todos los núcleos urbanos de más de 500 habitantes de La Rioja tienen tratamiento de depuración de sus aguas y las depuradoras existentes cubren al 95% de la población. Además, los vertidos de las plantas depuradoras riojanas cumplen con la normativa de reutilización de las aguas para su uso en populicultura, por lo que no sería necesario ningún tratamiento adicional y podrían ser directamente utilizados para este fin.

Entre las ventajas de esta opción destaca que el chopo es el árbol con mayor capacidad de fijación de CO2 y se estima que cada hectárea cultivada fija 10 toneladas de C02. A esta circunstancia se añade el hecho de que la plantación de este especie incrementa el valor paisajístico, reduce el riesgo de avenidas y la inundabilidad de los terrenos de las márgenes del río, disminuye la erosión del suelo, mejora su calidad y atenúa el efecto del viento, protegiendo los cultivos cercanos.

Aproximadamente un tercio de las 100.000 hectáreas de terreno aluvial existentes en la región, unas 30.000, podrían ser utilizadas con chopos para fines depurativos, dando prioridad a los terrenos que, estando próximos a la depuradora, se inunden con frecuencia y a los ocupados actualmente por una chopera y que sufran erosión más acusada.

Generación de riqueza y empleo
La actuación propuesta por la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial permitirá adoptar una fórmula conjunta con repercusiones beneficiosas para la naturaleza y beneficios sociales al generar riqueza y empleo. De esta forma, el cultivo de chopos puede contribuir a diversificar la renta de los agricultores y convertirse en fuente de empleo, ya que el aprovechamiento forestal de estas plantaciones impulsará la industria transformadora de madera de la región.

El Gobierno de La Rioja propondrá, en el marco de la planificación hidrológica, que esta medida se considere como tratamiento de depuración de afino y no sea catalogada como reutilización de agua, de forma que no suponga una nueva concesión administrativa para otro uso del agua. Asimismo, pedirá que los terrenos que se destinen a este fin, y formen parte del dominio hidráulico, estén exentos del pago del canon por ocupación.