16 de febrero de 2011

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha editado la ‘Guía de plantas de los caminos de La Rioja’ que identifica 248 especies de las comúnmente denominadas ‘malas hierbas’ que crecen en los bordes de caminos y cultivos, páramos y barbechos, las cunetas de las carreteras o los alrededores de los pueblos y ciudades.

La publicación consta de 300 páginas y ofrece fichas con toda la información de estas plantas agrupadas por familias con el fin de facilitar su búsqueda y acompañadas por más de 1.000 fotografías. Además, las plantas se pueden localizar por índices o con la ayuda de unas claves de identificación ideadas para personas con escasos o nulos conocimientos de botánica.

Cada una de las fichas contiene fotografías generales de la especie y de cada una de sus partes, nombres comunes con que se la conoce, ambiente en que se desarrolla, época de floración, aspectos esenciales para distinguirla de otras plantas y una sencilla y clara descripción. Además, la guía hace hincapié en los usos tradicionales de muchas de estas plantas y en el recetario popular que las ha hecho útiles durante siglos.

La obra incluye, asimismo, un pequeño apartado sobre geografía y clima de La Rioja, un mapa de las principales formaciones vegetales de la región y un capítulo sobre las particularidades de las plantas ruderales, arvenses y nitrófilas, a cuyas categorías pertenecen las especies que forman el libro.

La ‘Guía de plantas de los caminos de La Rioja’ completa la ‘Guía de plantas de La Rioja’, editada en 2008 por la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, y se centra en aquellas plantas que, a menudo, quedan fuera de este tipo de catálogos de especies vegetales, pero que, sin embargo, son un elemento esencial de nuestro paisaje y han sido utilizadas desde tiempos remotos por el hombre para los más variados fines.

A pesar de su reducido tamaño, en La Rioja habitan más de 2.200 especies de plantas de las cerca de 6.000 presentes en la Península Ibérica. La notable variedad de ambientes del territorio riojano explica esta diversidad vegetal.

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha conseguido reunir con la ‘Guía de plantas de los caminos de La Rioja’ y la ‘Guía de plantas de La Rioja’ un valioso patrimonio fotográfico y documental sobre 450 plantas de La Rioja, algo más del 20% del total de las especies vegetales presentes en la región.

3.000 ejemplares editados

La ‘Guía de plantas de los caminos de La Rioja’, de la que se han editado 3.000 ejemplares, se podrá adquirir en librerías y en los centros de interpretación del Parque Natural Sierra de Cebollera y de la Reserva de los Sotos de Alfaro al precio de 12 euros.

Las plantas de los caminos recogidas en este libro no responden a la flora natural de un lugar, sino que deben su presencia a la influencia más o menos directa del hombre o de los animales domésticos, y, por este motivo muchas veces se han considerado como especies de segundo orden.

A grandes rasgos, existen tres grandes grupos:

  • Flora arvense: plantas que viven asociadas a los cultivos.
  • Plantas ruderales: adaptadas a cualquier hábitat alterado por el hombre. Aquí estarían las plantas de cunetas, bordes de caminos, vías de comunicación, basureros, cultivos abandonados y medios urbanos.
  • Plantas nitrófilas: crecen en ambientes ricos en nitrógeno, como muchas áreas de influencia humana o ganadera.

A pesar de la valoración negativa que tradicionalmente se ha hecho de muchas de estas plantas, juegan un importante papel ecológico y aportan numerosos beneficios, ya que, al germinar con gran facilidad y crecer rápidamente, contribuyen a frenar la erosión del suelo. Algunas de ellas tienen, además, capacidad de absorber y almacenar productos tóxicos, actuando como depurativos de los suelos contaminados por esas sustancias. También son de gran interés son las leguminosas, que favorecen la fertilidad de los suelos gracias a su capacidad para fijar nitrógeno atmosférico.

La gran importancia de este tipo de plantas reside en el uso que ha hecho de ellas hombre. Muchas han sido cultivadas como alimento humano y otras, que no se cultivan, son utilizadas con fines culinarios, principalmente en el medio rural, o como alimento para el ganado por su alto valor forrajero.

A todo lo anterior hay que unir sus propiedades curativas, con las que se ha trabajado desde tiempos remotos y que actualmente sustentan toda una industria farmacéutica que elabora gran parte de sus fármacos a partir de los principios activos extraídos directamente de las plantas o de productos sintéticos que son réplica de esos principios activos.

Colección ‘Guías de la biodiversidad de La Rioja’

La ‘Guía de plantas de los caminos de La Rioja’ es el quinto título de la colección ‘Guías de la biodiversidad de La Rioja’, que se inició en 2006 con el propósito de ofrecer a los amantes de la naturaleza unas publicaciones rigurosas a la vez que atractivas y sencillas para conocer diversos elementos de la fauna y flora riojanas.

Hasta la fecha se han publicado los siguientes títulos:

  1. ‘Guía de peces de La Rioja’
  2. ‘Guía micológica del Parque Natural Sierra de Cebollera’
  3. ‘Guía de plantas de La Rioja’
  4. ‘Guía de árboles singulares de La Rioja’
  5. ‘Guía de plantas de los caminos de La Rioja’