29 de diciembre de 2011

El consejero, durante la rueda de prensa de la campaña

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, acompañado por la directora del Área de Salud, María Luz de los Mártires, y por el coordinador de Trasplantes de La Rioja, Fernando Martínez-Soba, ha presentado hoy una campaña para promover la donación altruista de sangre de cordón umbilical, a través de la Unidad de Coordinación de Trasplantes.

La campaña que comienza en La Rioja es la primera de estas características y pretende abarcar los dos primeros niveles sobre los que pivota el Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical: la información general y la información que se aporta a los padres. Por ello, la campaña consta de carteles promocionales (300) y dípticos informativos (7.500) que serán distribuidos tanto en el Hospital San Pedro como en los centros de Atención Primaria y cuyo coste total ha sido 1.495 euros. Además, los padres interesados en recibir información personalizada puedan hacerlo en la Unidad de Coordinación de Trasplantes del Hospital San Pedro.

Actividad

Desde el inicio de actividad de extracción de sangre de cordón umbilical en el Hospital San Pedro en octubre de 2009 y hasta octubre de 2011, se han enviado al Banco de Sangre de Cordón Umbilical (SCU) de Madrid un total de 202 unidades. El Banco de Madrid recibe las unidades extraídas en 21 maternidades (20 de la Comunidad de Madrid y 1 de la Comunidad de La Rioja).

Para garantizar la calidad del procedimiento, las unidades remitidas son validadas y estudiadas en el banco de SCU. Por último, las unidades que contienen mayor celularidad y que son de mayor calidad son criopreservadas, congeladas y almacenadas.

El 24% de las unidades remitidas por el Hospital San Pedro son finalmente almacenadas frente al 14% de las restantes maternidades de la Comunidad de Madrid. Este dato sitúa a la maternidad del Hospital San Pedro como la que realiza esta actividad con mayor eficiencia de todas las que trabajan con el banco de Madrid.

La Sangre de Cordón Umbilical contiene un tipo de células madre llamadas ‘precursores hematopoyéticos’ que son capaces de producir nuevas células sanguíneas si son trasplantadas a otros pacientes con enfermedades oncohematológicas (leucemia, linfoma, mieloma,…).

Estas células se producen fundamentalmente en la médula ósea (interior de los huesos), pero también se encuentra en la sangre periférica y en la sangre de cordón umbilical. Sus ventajas radican en que se pueden almacenar, son más versátiles y para el trasplante pueden utilizarse con menor compatibilidad entre donante y receptor. Por el momento la Sangre del Cordón Umbilical sólo ha demostrado científicamente su utilidad para el trasplante de precursores hematopoyéticos.

Cuando un paciente necesita un trasplante de precursores hematopoyéticos por presentar una enfermedad congénita o adquirida de la medula ósea –leucemias agudas o crónicas y no se puede realizar un autotransplante (o trasplante autólogo) se busca un donante compatible o una unidad de sangre de cordón umbilical a nivel nacional mediante el REDMO (Registro de Donantes de Médula Ósea) y a nivel internacional a través de la red de registros internacionales.

La utilidad de la Sangre de Cordón Umbilical para uso autólogo está claramente desaconsejada, porque la práctica totalidad de las indicaciones de trasplante en la infancia se deben a enfermedades que tienen una base genética o congénita y, por lo tanto, están presentes en las células del cordón. Una vez hecho el diagnóstico esa unidad de Sangre de Cordón Umbilical no tiene utilidad terapéutica al estar también enferma.

Procedimiento

La extracción de sangre de cordón umbilical sigue el siguiente procedimiento: tras el nacimiento del niño, se secciona el cordón y se punciona la vena umbilical para obtener la sangre. Desde que se extrae el cordón hasta su congelación en nitrógeno líquido a -196º en un Banco Público no deben transcurrir más de 24 horas, por lo que el transporte de la sangre al banco se hace en condiciones controladas de hipotermia con congeladores especiales.

Cualquier embarazada controlada, mayor de edad y con un embarazo normal puede ser donante. En cuanto a las exclusiones, no se obtiene sangre del cordón en el caso de embarazadas que padezcan enfermedades transmisibles, genéticas, tumorales o/y infecciosas.

La extracción de la sangre de cordón umbilical se realiza siempre después de haber cumplimentado el procedimiento de consentimiento informado, que incluye la firma de la donante y la ficha de la madre donante por parte del personal extractor. Éste se firma tras la realización de la historia clínica para detectar la existencia de cualquier motivo de exclusión que impidiese la donación según los documentos de consenso del Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical.

La Rioja, a través de la Coordinación de Trasplantes, impulsa las actividades en relación con el programa de donación de cordón umbilical, así como las operaciones de promoción de la donación –como esta campaña-la evaluación de madres donantes y la extracción de la sangre de cordón umbilical, de acuerdo con los procedimientos establecidos.

Por su parte, el Banco de Cordón Umbilical de la Comunidad de Madrid se encarga del procesamiento, conservación e inclusión en los registros de donantes de sangre de cordón umbilical de las unidades de sangre de cordón procedentes de La Rioja, desde la fase de recepción hasta la de su distribución.