8 de noviembre de 2010

La Consejería de Vivienda y Obras Públicas del Gobierno de La Rioja ha adjudicado a la empresa Eduardo Andrés la remodelación de la travesía de Cenicero (de la LR-512 a la LR-211) con el objetivo de que, una vez completada la actuación, ésta se reintegre en el viario urbano de la localidad con el nombre de Calle Doctor Azcárraga. Las obras, que tienen un plazo de ejecución de seis meses, suponen una inversión de 533.971 euros (plurianualizada en 2010 con 139.380 euros y con 394.591 en 2011).

El Consejero de Obras Públicas, Antonino Burgos, ha incidido en que esta actuación tiene el doble objetivo de "conciliar el tráfico rodado con el de peatones a lo largo de la travesía, incrementando los niveles de seguridad vial de la misma, pero, principalmente, dotar a Cenicero de una calle más, de una travesía completamente urbanizada de 600 metros de longitud".

Por lo que respecta a la actuación, la calzada de la nueva travesía contará con dos carriles de 2,25 metros de ancho, con rígolas a cada lado de 30 centímetros así como con aceras de anchura variable. El proyecto también dispone la creación de un área de aparcamiento en línea. Igualmente, se procederá a la renovación del firme y a la instalación de la señalización vertical y horizontal que la nueva vía exige.

En cuanto a la reposición de los servicios, las obras contemplan la mejora del drenaje (se construirá un colector de aguas pluviales y se instalarán nuevos sumideros con sus respectivas conexiones a los pozos de registro) mientras que se dispondrá la red de alumbrado actualizada y se llevará a cabo una nueva canalización eléctrica.

El acondicionamiento urbano se completará con la reposición, por completo, de las aceras, que contarán con nuevos bordillos y baldosas del tipo hidráulico mientras que se instalarán bancos de fundición, papeleras y árboles de porte urbano. Como elemento de seguridad, se instalará una barandilla que permita salvar el leve desnivel existente en la zona próxima a la Vía Verde.