23 de octubre de 2007

La Consejería de Industria, Innovación y Empleo visitará a todas las empresas que incumplan el objetivo de siniestralidad cero, es decir, que registren algún accidente laboral con baja en sus centros de trabajo, en los próximos cuatro años. De enero a agosto de 2007 el 86,67% de las empresas de La Rioja con trabajadores por cuenta ajena no registraron ningún accidente laboral y cumplieron con este objetivo.

Para ello, la Consejería pondrá en marcha un nuevo sistema de prevención y control de las condiciones de seguridad y salud en los centros de trabajo de La Rioja mediante la habilitación de 13 técnicos de prevención de riesgos laborales. Estos técnicos comprobarán las condiciones materiales de seguridad y salud en las empresas, podrán hacer requerimientos en el caso de registrarse incumplimientos en la normativa de prevención de riesgos laborales y emitir informes.

Este nuevo sistema de prevención busca la mejora voluntaria de las condiciones materiales de seguridad y salud en el tejido empresarial riojano. Solo en los casos en los que se desatiendan los requerimientos de los técnicos habilitados del Gobierno de La Rioja, se iniciará un procedimiento administrativo sancionador.

Con la regulación de estos 13 técnicos de prevención y comprobación de las condiciones de trabajo en la Comunidad Autónoma, La Rioja va a mejorar los niveles recomendados por la Organización Internacional del Trabajo en el número de inspectores por cada 10.000 trabajadores. Este organismo internacional ha tomado como puntos de referencia razonables, que el número de inspectores del trabajo, en comparación con el de trabajadores, debía ser aproximadamente de un inspector por cada 10.000 trabajadores en los países industriales con economías de mercado.

Con el nuevo sistema de prevención La Rioja contará con un total de 20 efectivos que desarrollarán estas funciones de control y vigilancia: 13 técnicos del Gobierno de La Rioja más 7 inspectores de trabajo (dependientes orgánicamente del Ministerio de Trabajo que actualmente desarrollan sus funciones en esta Comunidad Autónoma) y nos situará en un ratio de 1 Técnico por cada 5.506 trabajadores afiliados en alta que cotizan por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. En La Rioja en el mes de septiembre de 2007 el número de afiliados en esta situación ascendían a 110.126 personas.

Nuevas actuaciones de prevención y vigilancia:

a) Las características de los locales e instalaciones, así como las de los equipos, herramientas, productos o sustancias existentes en el centro de trabajo.

b) La naturaleza de los agentes físicos, químicos y biológicos presentes en el ambiente de trabajo y sus correspondientes intensidades, concentraciones o niveles de presencia.

c) Los procedimientos para la utilización de los agentes antes mencionados que influyan en la generación de riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores.

d) Las características y la utilización de los equipos de protección, tanto colectiva como individual.

e) La realización de los reconocimientos médicos y su adecuación a los protocolos sanitarios específicos de vigilancia de la salud,

f) La adaptación de los puestos de trabajo a las exigencias de naturaleza ergonómica.

Cada técnico habilitado dispondrá de una credencial identificativa con sus datos personales, en la que se hará referencia a sus funciones con el fin de que se puedan identificar en cualquier visita que realicen.