27 de octubre de 2009

La Consejería de Industria, Innovación y Empleo destinará 222.964.042 euros en el año 2010 para mejorar la situación de las empresas riojanas y aumentar las opciones de empleo de los trabajadores para afrontar la actual situación económica. Así, este departamento contará con una asignación de los presupuestos de la Comunidad Autónoma de 94,639 millones y gestionará una cuantía de 128,32 millones de euros para ayudas extra presupuestarias en concepto de avales para las empresas riojanas y para ampliar las opciones de desarrollo industrial en La Rioja.

Los presupuestos de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo se centrarán en tres grandes ejes: mejorar las opciones de encontrar un empleo a los trabajadores riojanos que no lo tienen, mejorar la situación de las empresas riojanas con ayudas que motiven la inversión y con apoyos y servicios efectivos, para aquellas empresas cuya opción prioritaria no resida tanto en ampliarse, sino en sostenerse a corto plazo.

Unos presupuestos que, tal y como ha explicado el Consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, esta tarde en su comparecencia en el Parlamento de La Rioja, "se han configurado teniendo en cuenta las dificultades del panorama económico y financiero regional y nacional; la situación de los trabajadores riojanos empleados, y especialmente, los desempleados, así como el comportamiento de las empresas riojanas en el último año en términos de actividad inversora, financiera y detectando cuales son los programas y servicios más utilizados".

Plan de Actuación para el Empleo, de Motivación Empresarial y Plan Especial de Financiación
Las actuaciones de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo se centrarán en tres grandes Planes: Plan de Actuación para el Empleo, Plan de Motivación Empresarial y Plan Especial de Financiación.

El Plan de Actuación para el Empleo dotado con 33,2 millones de euros se dirige principalmente a los trabajadores desempleados y tiene como objetivo facilitarles la búsqueda de empleo mediante el aumento de sus opciones de encontrar un empleo: mejorando sus capacidades profesionales, formativas; estimulando la primera contratación y la contratación estable; y posibilitando la intermediación entre la demanda y la oferta laboral.

Los programas de empleo que va a llevar a cabo la Consejería de Industria, Innovación y Empleo girarán en torno a las siguientes acciones:
• Fomento de la intermediación laboral (2,1 millones de euros)
• Aumento de la profesionalidad y aptitudes laborales de los trabajadores mediante la formación (11,8 millones de euros)
• Ayudas directas a la creación de empleo (15,4 millones de euros)
• Acciones vinculadas a las relaciones laborales y al mantenimiento de la Salud y Seguridad en el trabajo (3,9 millones de euros)

Por otro lado, el Plan de Motivación Empresarial, que contará con 85,2 millones de euros, y que también tiene como fin último la creación y el mantenimiento del empleo, aborda esta tarea propiciando el desarrollo de nuevas iniciativas empresariales que supongan nuevos yacimientos de empleo por una parte, y por otra, mejoren la productividad y la competitividad de las empresas ya existentes.

Este Plan se divide en dos grandes programas:
• Fomento de la I+D+i, como herramienta más útil para garantizar la competitividad de las empresas. En 2010, la Consejería destinará 19,8 millones de euros para el fomento de la I+D+i, de los cuales, 17,3 millones irán a parar a las empresas riojanas como ayudas directas. El resto de las actividades en I+D se completan con el presupuesto destinado al Sistema Riojano de Innovación: Cátedra, Fundación, Red de Centros, Desarrollo de la Ley; el Plan de Concienciación de la Innovación y el Plan de Generación y Atracción del Conocimiento.

• Estímulo de la inversión empresarial para regenerar y mantener el tejido productivo. Dotado con 65,4 millones de euros, comprende el otro grueso de ayudas y servicios que completan el valor añadido que aporta la I+D+i y favorece el surgimiento de nuevas iniciativas empresariales. Los programas de esta área van desde la Internacionalización; Plan para la Competitividad del Comercio Riojano; EmprendeRioja; líneas y servicios de la ADER para mejora de la gestión, Plan de Eficiencia Energética del Gobierno de La Rioja; TIC, medio ambiente…; hasta la planificación y construcción de suelo industrial que permita un desarrollo industrial equilibrado en toda la Comunidad Autónoma.

En cuanto al Plan Especial de Financiación, éste englobará medidas financieras dirigidas a mejorar y desbloquear la situación financiera actual de algunas empresas. Este Plan estará dotado con 104,5 millones de euros, de los cuales, 100 millones de euros se pondrán a disposición para la concesión de avales y 4,5 millones de euros, dirigidos el resto de medidas financieras: Bonificación de intereses, estudios de viabilidad, capital riesgo y sociedades de garantía recíproca.

Desde su puesta en marcha hace un año, más de 600 empresas solicitaron alguna de las ayudas financieras puestas en marcha por el Gobierno de La Rioja gracias a las cuales se ha facilitado más de 67 millones de euros de financiación.

Vista la efectividad de estas medidas y corroborado el interés de los empresarios por seguir demandándolas, en 2010 la Consejería de Industria, Innovación y Empleo continuará con las ayudas para la realización de planes de viabilidad, como uno de los instrumentos más efectivos para clarificar la continuidad financiera e industrial de un proyecto.

Además, desarrollará el apoyo financiero que suponen los avales, articulando productos diferentes en función de destinatarios, tipos de proyectos o clases de operaciones. Así, se diseñarán avales para proyectos de interés regional y microavales para autónomos, emprendedores, empresas exportadoras, etc. Por tipo de operación, estos avales irán destinados a: obtención de circulante, reestructuración de deuda, y cómo no, a financiar inversiones.

También se mantendrá la fórmula de bonificación de intereses para las mismas operaciones mencionadas (circulante, reestructuración e inversiones) y se reorientará el sistema de préstamos participados hacia aquellos proyectos más tecnológicos y que generen más valor añadido.