21 de noviembre de 2007

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural comenzará la próxima semana una campaña de vacunación del ganado para prevenir la aparición de la lengua azul en las explotaciones de la región. Dicha campaña finalizará en febrero-marzo de 2008, siendo una de las principales medidas activadas para frenar una enfermedad que, hay que recordar, sólo tiene consecuencias para la salud animal.

Con la aparición del virus en explotaciones ganaderas del País Vasco, La Rioja se ha visto afectada en determinadas medidas preventivas, entre las que destacan:

- Limitaciones al movimiento del ganado: Se disponen determinados requisitos para permitir el movimiento del ganado. Estos requisitos son diferentes y varían en función del origen y destino geográfico del animal (bien zona restringida de serotipo 1, zona restringida de otros serotipos o zona libre) y del destino productivo del animal (si es para sacrificio o para vida).

- Seguimiento entomológico: Una de las tareas fundamentales es controlar la actividad y poblaciones del mosquito vector. Se incrementará el número de trampas de apoyo cazamosquitos, no fijas, del que ya se disponía en la región, que apoyarán a las 2 fijas ya existentes. Es fundamental conocer la actividad del vector, pues de ella dependería la velocidad de transmisión de la enfermedad en el caso de que se detectase en nuestra Comunidad Autónoma.

- Control serológico: Incremento de las tareas de vigilancia y control en granjas centinela. Estas granjas son explotaciones de bovino no vacunadas, en las que periódicamente se vienen haciendo análisis para detectar una posible presencia de la enfermedad. A partir de este momento se incrementarán el número de animales a controlar y el número de análisis realizados al año.

Además de los controles en estas granjas centinela, se realiza una vigilancia de la enfermedad a distintos niveles:

- Controles serológicos aleatorios entre las explotaciones de la CAR.

- Controles en zonas de riesgo o con sospecha de presencia de la enfermedad.

- Chequeo de animales procedentes de zonas de riesgo.

Campaña de vacunación

La vacunación de las especies afectadas representa hoy en día el único instrumento válido de lucha contra la enfermedad que permite por un lado, evitar padecer los efectos de la misma, así como eximir en el movimiento pecuario de determinados condicionantes exigibles a aquellas explotaciones que estando en zona restringida sean vacunadas.

Contra el serotipo 1, hasta la fecha, únicamente existe vacuna disponible en ganado ovino desde el pasado mes de octubre. Así, con el ánimo de prevenir el avance de la enfermedad, la Consejería pidió al Ministerio poder disponer de un número suficiente de vacunas para vacunar a toda la cabaña de ovino de la Comunidad Autónoma entre finales de 2007 y principios de 2008. La vacunación será obligatoria para todos los animales ovinos mayores de 3 meses de edad.

La campaña de vacunación se va a consensuar con el sector, cerrando el calendario con las Agrupaciones de Defensa Sanitaria, ya que la vacunación se realizará a través de éstas agrupaciones para aquellas explotaciones que se encuentren integradas, que son la mayoría de las explotaciones riojanas de ovino. Por otro lado, en el caso de explotaciones libres, no asociadas, la vacunación será llevada a cabo por veterinarios profesionales libres a los que la Consejería encargará esta labor.

La campaña de vacunación comenzará la semana que viene, previendo su finalización a finales de febrero de 2008, en función de que se reciban las dosis necesarias por parte del MAPA y el manejo de las explotaciones. La campaña se iniciará en el valle, que es la zona más cercana a las regiones afectadas y la que, por otro lado, puede reunir las mejores condiciones en cuanto a presencia y propagación del vector (temperatura más suave que en la sierra y presencia de humedales). Posteriormente, y una vez se concluya la vacunación en el Valle, se irá completando la vacunación hacia el Sur de La Rioja, finalizando en las zonas más altas de la Sierra, donde existe en este momento y por las bajas temperaturas, menor riesgo de presencia del vector.

Para que esta vacuna sea efectiva se requiere aplicar dos dosis con un plazo entre ambas de 21 a 28 días. Posteriormente, se deberán aplicar dosis de recuerdo periódicas. Todos los animales vacunados serán registrados e identificados individualmente para conocer que están inmunizados frente a la enfermedad. En todos los casos, el coste de vacunación será cero para el ganadero, ya que por un lado, el MAPA financia el coste de la vacuna, mientras que la Consejería financia la aplicación de la misma, así como otros elementos accesorios, como el crotal verde con el que se deberá identificar a cada ejemplar de ovino vacunado, que en su conjunto superarán los 120.000 €.

En cuanto a la vacunación de la cabaña de bovino, ésta será obligatoria en cuanto se disponga de la vacuna, que no existe actualmente, aunque se piensa que pueda estar lista a principios de 2008. La vacunación será obligatoria para todos los animales mayores de 3 meses de edad, y el calendario de aplicación será consensuado con el sector en su momento.