20 de enero de 2017

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja ha decidido subir en 15 puntos el porcentaje de la ayuda fijada en la contratación del seguro de coberturas crecientes para explotaciones frutícolas, con el fin de minimizar el incremento de coste que deben asumir los agricultores tras aprobarse una bajada de la subvención de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA).

Y es que la bajada de 10 puntos anunciada por ENESA supone para los fruticultores un encarecimiento del seguro superior al 20% del importe que estaban pagando en estos momentos por cada póliza.

Por este motivo, y a fin de compensar este incremento que afecta a uno de los sectores estratégicos de la agricultura riojana, la Dirección General de Agricultura y Ganadería ya ha solicitado a Agroseguro que se aplique este incremento en todos los módulos de la línea recogida en el Plan de Seguros Agrario de 2016, que empezó a contratarse el pasado 15 de noviembre y que permitirá cubrir posibles siniestros durante este 2017.

La Consejería de Agricultura seguirá apostando por una línea de ayudas que incentive la contratación de pólizas, al entender que constituyen un importante instrumento para sostener la rentabilidad de las explotaciones al permitir que los agricultores y ganaderos puedan hacer frente a pérdidas económicas surgidas como consecuencia de riesgos de la naturaleza o no controlables.

El Plan de Seguros Agrarios 2016 está dotado con 2,3 millones de euros, y contempla 20 líneas de ayuda para las producciones agrícolas y otras 15 para la ganadería; junto con la de retirada y destrucción de ganado que está incluida en el plan de seguros desde el año 2013.