28 de marzo de 2011

La Vicepresidenta y Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno de La Rioja, Aránzazu Vallejo, ha invitado a los aragoneses a visitar Alfaro y participar en "La fiesta barroca" de la exposición "La Rioja Tierra Abierta", que organiza el Gobierno de La Rioja y la Fundación Caja Rioja y que se celebrará entre el 8 de abril y el 12 de octubre en la colegiata de San Miguel.
La Consejera y la Directora General de Turismo, Mónica Figuerola, han destacado el atractivo para todos los públicos de este evento que apuesta por recrear de manera innovadora, interactiva y con gran imaginación los siglos XVI y XVII. La exposición refleja toda la pirámide social de la época barroca desde el esplendor de la corte a la fiesta más popular, pasando por los estamentos religioso y militar, sin olvidar elementos constitutivos de la fiesta como la música y el teatro.
Aránzazu Vallejo se ha referido, durante la presentación de la exposición, a las relaciones históricas, culturales, económicas y sociales existentes entre La Rioja y Aragón con el Ebro como elemento de unión.
La presentación en Zaragoza sigue al acto que tuvo lugar el pasado 22 de marzo en Madrid dentro de la planificación de promoción de la exposición, que también incluye la presencia en las citas de carácter turístico a las que acude La Rioja, como las ferias de Berlín, de San Sebastián o, en el mes de enero, en Fitur; y, entre otras acciones promocionales, una campaña de promoción directa dirigida a asociaciones y colectivos de distintas Comunidades Autónomas y la difusión del evento en las redes sociales.
La colegiata de San Miguel de Alfaro, sede de la exposición, comparte el uso del ladrillo y características arquitectónicas con el barroco aragonés. Además, un personaje protagonista del barroco alfareño y de la historia compartida es Manuel Pérez de Araciel y Rada, quién fue Arzobispo de Zaragoza y dejó su legado en la capilla de San Ildefonso, decorada con grandes lienzos y un mural que representa la venida de la Virgen del Pilar en su cúpula. La familia Araciel ocupa un lugar destacado en la exposición por su vinculación a la colegiata de San Miguel y a la capilla de San Ildefonso, la que más representa el barroco en el templo alfareño y que ha sido restaurada, junto a las del Rosario y de San José, con motivo de la exposición.
Esta quinta edición de "La Rioja Tierra Abierta" tiene como las precedentes que se han desarrollado en Calahorra (2000), Nájera (2004), Logroño (2007) y Santo Domingo de la Calzada (2009) un marcado carácter de recuperación patrimonial. Con este evento, el Gobierno de La Rioja y la Fundación Caja Rioja recuperan y dan a conocer el patrimonio de las cabeceras de comarca de La Rioja. La Colegiata de San Miguel de Alfaro se reabre con la exposición y muestra todo su esplendor con la recuperación patrimonial que ha desarrollado el Gobierno de La Rioja y la Fundación Caja Rioja, en colaboración con la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.
El vestuario como tarjeta de presentación
Uno de las señas de identidad de "La Rioja Tierra Abierta. La fiesta barroca" es el empleo del vestuario como tarjeta de presentación de la época y sus protagonistas. La muestra combina una colección de trajes del barroco con nuevas reproducciones para el evento a partir del vestuario que lucen los protagonistas del momento en los retratos que han llegado hasta nuestros días. Se trata de auténticas obras de arte por la investigación en tejidos y por el método de confección.
También se incluyen piezas patrimoniales de diferentes lugares de La Rioja y España que ilustran la época, así como una galería de retratos que ejemplifican la evolución de la moda en la corte de los Austrias y en La Rioja.
Alrededor de 70 piezas significativas se han cedido para la exposición; entre ellas, el retrato que el renacentista español Juan Pantoja de la Cruz realizó de Margarita de Austria y que pertenece a los fondos del Museo del Prado. La muestra también cuenta con tallas de Gregorio Fernández.
"Alfaro Turístico"
"La Rioja Tierra Abierta. La fiesta barroca" se complementa con una amplia programación de actividades que el Gobierno de La Rioja ha aglutinado en el programa "Alfaro Turístico" y que engloban desde el concierto de la soprano María Bayo al acercamiento al patrimonio arquitectónico y natural de la ciudad de Alfaro con rutas teatralizadas, la observación en directo de la mayor colonia de cigüeña blanca de Europa sobre un único edificio o, entre otras iniciativas, el tren turístico que unirá el centro de la ciudad y el Parque Natural de los Sotos del Ebro, pasando por actividades de enoturismo con la colaboración de bodegas de la localidad y la aureola del barroco en la hostelería y comercio local.
Un programa que, sumado a la exposición, invita a acudir a Alfaro y que ofrece un especial atractivo para la excursión individual o en grupo, incluida la excursión en familia.