21 de agosto de 2010

El Consejero de Administraciones Públicas y Política Local, Conrado Escobar, ha visitado los talleres digitales que la Agencia del Conocimiento y la Tecnología ha desarrollado este verano en siete localidades de los Cameros. En concreto, ha visitado la actividad realizada en Lumbreras de Cameros.
Bajo la denominación ‘Yo amo La Rioja’, estos talleres toman como punto de partida el uso de distintas tecnologías como Internet o la fotografía digital con el objetivo de acercarse al patrimonio cultural, artístico, natural y paisajístico riojano. Estos talleres se desarrollan en focos de interés turístico estival relevantes, de forma que la promoción del patrimonio cultural alcance indistintamente a participantes locales o foráneos.
Los participantes en estos talleres realizan un trabajo de investigación en Internet sobre su patrimonio más cercano con la ampliación de un trabajo de documentación in situ. Realizan fotografías y vídeo documental sobre paisaje, puentes, caminos, monumentos, obras de arte, documentos, población... Con todo ese material de la visión y valoración de niños y jóvenes, se realiza un audiovisual de cada lugar.
Una vez que se han realizado los talleres en diversas localidades de los Cameros, hay convocadas dos jornadas en las que se van a exponer los trabajos realizados. Hoy, en el Ayuntamiento de Villoslada de Cameros se pueden ver los trabajos realizados por los participantes de esta localidad, más los de Lumbreras y Laguna de Cameros. El próximo sábado, en el Ayuntamiento de Ortigosa se expondrán los trabajos realizados en Ortigosa, Pradillo, El Rasillo y Villanueva de Cameros.
Además de los talleres de ‘Yo amo La Rioja’, la Agencia del Conocimiento y la Tecnología desarrolla otra actividad de verano en colaboración con la Red Vecinal de Apoyo y Acompañamiento a la Víctima del Maltrato Doméstico. Estos talleres persiguen un doble objetivo: la utilización de las TIC’s y concienciar a niños y jóvenes sobre la no violencia. El miércoles que viene, los talleres visitarán las piscinas de Ezcaray.