11 de enero de 2007

Como premisa, hay que señalar que en materia hidráulica es el Gobierno de España el que tiene y debe ejercer las competencias. Por lo tanto, el Gobierno Central debe definir de forma clara su política hidráulica y el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero se debe comprometer a garantizar la defensa de los intereses generales de todos los españoles, en vez de mantener planteamientos partidistas a cambio de apoyos políticos.

El Plan Hidrológico Nacional aprobado en julio de 2001 por el Gobierno Central contemplaba 5 infraestructuras hidráulicas esenciales para nuestra Comunidad Autónoma:

-Presa Cigudosa-Valdeprado.

-Presa Enciso.

-Presa Regajo.

-Presa Soto-Terroba.

-Presa Villagalijo.

La decisión del actual Gobierno Central de derogar el PHN puso fin a una política hidráulica con visión de Estado, ya que su objetivo último era garantizar el agua a todas las Comunidades españolas modernizando las infraestructuras existentes y creando otras nuevas. Según el Gobierno Central, la derogación del PHN implicaba la eliminación del trasvase del Ebro y el mantenimiento de las infraestructuras hidráulicas.

Tres años después de la derogación del PHN comprobamos cómo, también en obras hidráulicas, la dejadez del Gobierno de España con La Rioja es absoluta y de nuevo los dirigentes socialistas incumplen sistemáticamente sus compromisos con declaraciones que con el tiempo se demuestran no ser ciertas.

Presa de Cigudosa-Valdeprado (Río Alhama)

El anterior Gobierno dejó la tramitación administrativa lista para contratar la redacción del proyecto y así lo anunció el Presidente de la CHE el 16 de junio de 2004 y la Ministra de Medio Ambiente el 11 junio de 2004 y en febrero de 2005 (entrevista con el Presidente del Gobierno de La Rioja).

A día de hoy no se ha dado ni un solo paso en este sentido, todo sigue igual que en marzo de 2004.

Presa del Regajo (Río Linares)

El proyecto, redactado en marzo del 2004, se encuentra en algún cajón sin que desde el Ministerio se apruebe y se contraten las obras. Una obra que se iba a ejecutar con la colaboración del Gobierno de La Rioja y de ACESA.

Tres años lleva el Gobierno de La Rioja presupuestando créditos para acometerla y tres años perdiendo esos créditos por la inactividad ministerial.

Presa de Soto-Terroba (Río Leza)

En mayo de 2004, se habían realizado todos los trámites administrativos para la licitación de las obras y después de diversos actos y declaraciones institucionales de este Gobierno y de todos los municipios del valle del Leza por fin se licitan las obras en septiembre 2006, dos años después de cuando podían haberse licitado.

Se realiza una programación de obras preocupante: ya en la licitación se da un plazo de seis meses para presentar ofertas cuando lo normal es de un mes. A este ritmo la presa no estará finalizada antes del 2011.

Presa de Villagalijo (Río Tirón)

Una presa incluida en el Plan Hidrológico Nacional que el presidente de la CHE se comprometió a activar en junio de 2004.

Dos años y medio después seguimos con ese compromiso sin que se haya hecho absolutamente nada.

Presa de Enciso (Río Cidacos)

Tras tres años paralizada por el Gobierno Central, ahora se anuncia el inicio de las obras, con una considerable pérdida de tiempo.

POR EL CONTRARIO, en lo referente a las Presas de competencia autonómica:

Presa del Yalde

Continúa su llenado con normalidad.

En estos momentos, está al 60% y en este invierno-primavera veremos su primer llenado completo.

Presa de Laguna

Continúan las obras de construcción; ahora, en invierno, a un menor ritmo por las condiciones climatológicas, siempre duras en la sierra, que es donde se construye. Estará concluida para finales de 2007.

Presa de regulación Jubera

Este mes se licitan los estudios previos con la previsión de poder licitarla cuando finalice la construcción de la Presa de Laguna, es decir, a principios del 2008.

EN RESUMEN: un absoluto abandono de la política hidráulica en nuestra Comunidad Autónoma por parte del Gobierno Central, en contraposición con el trabajo que desde el Gobierno Autonómico hacemos por la regulación de nuestros ríos como la mejor forma de garantizar caudales suficientes para abastecimientos, usos agrícolas, industriales y medioambientales, uno de los recursos básicos para el desarrollo de La Rioja.

Por tanto, dos son las peticiones al Gobierno Central:

1- Que se ejecuten en La Rioja las obras de regulación pendientes, con máxima agilidad en el tiempo para poner freno a la pérdida de caudal que estamos sufriendo.

2- Que el Gobierno Central, a quien corresponde ejercer las competencias en materia hidráulica, apoye una mayor presencia de las Comunidades Autónomas en las Confederaciones Hidrográficas. El respaldo desde La Rioja al Gobierno en esta materia está supeditado a que defina de forma clara su política hidráulica y a que el Presidente se comprometa a garantizar la defensa de los intereses generales de todos los españoles, sin planteamientos partidistas.