26 de septiembre de 2012

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha asegurado hoy que las comunidades autónomas "no somos un problema, somos parte de la solución" y ha subrayado que "no es momento de ideologías ni partidismo, sino de pensar en grande, pensar en España y en el trabajo que juntos podemos hacer para cumplir los compromisos del plan de estabilidad y los objetivos de déficit público para generar confianza y superar la crisis".

Pedro Sanz ha realizado estas declaraciones en relación con la próxima reunión de la Conferencia de Presidentes, que se celebrará el 2 de octubre en el Senado, y ha considerado que, "como instrumento de cooperación y diálogo entre el Gobierno de España y las comunidades autónomas, es una buena idea, que fue iniciativa de Zapatero, pero, si no se lleva a feliz término en su preparación, desarrollo y resultado final, puede ser contraproducente".

En este sentido, ha destacado que el próximo encuentro "ha empezado bastante bien, con una reunión preparatoria, y habrá un documento sobre el que discutir y hablar, que tiene que servir para generar confianza, buscar la senda del crecimiento, crear empleo y resolver la crisis económica, que es lo prioritario para todos los españoles".

Elecciones catalanasEn relación al adelanto de las elecciones autonómicas en Cataluña, el presidente del Gobierno de La Rioja ha indicado que una convocatoria anticipada "es un signo de fracaso e incapacidad para gobernar" y ha considerado una gran "irresponsabilidad" convocar las elecciones en "clave soberanista o independentista".

"Me parece preocupante que en un momento de crisis, con 800.00 parados en Cataluña, se genere una aventura de estas características donde la salida no existe porque Cataluña no puede tomar por sí misma una decisión de separación de España", ha afirmado Pedro Sanz y ha añadido que "cualquier decisión de estas características nos corresponde a todos, porque estamos en un modelo de Estado que es solidario y descentralizado".

El presidente del Gobierno de La Rioja ha reiterado que el Estado Autonómico "es inmejorable", porque ha permitido mejorar las servicios en las comunidades autónomas y enriquecer su historia y cultura, pero ha reconocido que se han hecho "muchas cosas mal". Por este motivo, ha considerado necesario "aprovechar la crisis para ajustar y ordenar, para reducir el gasto y adaptarlo al dinero que tenemos".

Por este motivo, considera que no es prioritario "aumentar" el sistema de financiación autonómica "porque tiene su propio recorrido y tendrá su plazo en 2013 y 2014 para realizar su evaluación y reforma" y ha recordado que el actual sistema "se aprobó en 2009 con el voto en contra el PP y de La Rioja y con el voto a favor del Gobierno de Cataluña".