23 de febrero de 2016

Diplomas Amigos y AlimentosEl presidente de la Comunidad de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha clausurado hoy el acto de entrega de los diplomas ‘Amigos y Alimentos 2015’, que concede anualmente el Banco de Alimentos de La Rioja a personas y entidades que colaboran en la tarea de paliar las necesidades de los ciudadanos más desfavorecidos.

En su intervención, José Ignacio Ceniceros ha agradecido al Banco de Alimentos y a las personas e instituciones galardonados "su trabajo encaminado a favorecer a los más débiles", a la vez que ha elogiado la tarea tan importante que desempeñan los voluntarios que colaboran con el Bando de Alimentos".

Asimismo, ha destacado que el Banco de Alimentos "es un ejemplo de la generosidad y la solidaridad de los riojanos", dado que en nuestra comunidad figuran una treintena de donantes de productos, tanto empresas como particulares, que realizan aportaciones de excedentes de alimentos que no están caducados y son aptos para el consumo. En concreto, el año pasado, hubo 15.651 beneficiarios a los que se les entregó 1.331.160 kilogramos de alimentos a través de 127 entidades, lo que supone más de 85 kilogramos por beneficiario y año.

Finalmente, José Ignacio Ceniceros ha subrayado que superar la pobreza y la exclusión social "constituye uno de los grandes retos de nuestro tiempo" y ha asegurado que, por ello, la acción política del Gobierno de La Rioja "está orientada a la mejora de la atención a las personas más vulnerables" con el objetivo de que los derechos sociales sean reconocidos en el Estatuto de Autonomía de La Rioja.

En este sentido, ha señalado que "no hay otra forma de avanzar socialmente que elevando al máximo rango posibles los derechos sociales de los riojanos para garantizar unas condiciones de vida dignas para todos" y ha añadido que el objetivo del Ejecutivo riojano es "hacerlo con el consenso de la Red de Protección Social" y de los grupos parlamentarios.

"Fortalecer nuestras estructuras básicas de protección social, con pasos firmes, como la Ley de Renta de la Ciudadanía, es el gran reto que nos une y hacia el que nos dirigimos", ha afirmado José Ignacio Ceniceros.

En esta edición, el Banco de Alimentos ha reconocido la colaboración de Charo Tudelilla con el Premio al Voluntario en agradecimiento a su esfuerzo y entrega, y ha entregado las menciones honoríficas a Transportes Viguera, Transportes El Talgo, Translogroño, Juba y el Ayuntamiento de Arnedo.

Además, han recibido los diplomas ‘Amigos y Alimentos’ las siguientes empresas e instituciones: Carrefour Las Cañas, Heinz Spain, SLU, Transportes Azkar, Obra Social Ibercaja, Fundación Caja Rioja, La Brújula, Santos Ochoa-Gráficas Ochoa, Gobierno de La Rioja, Grupo Riberebro, Corima, Saica Viana, José Antonio Macías, Panaderías Granier, TVR y Ayuntamiento de Logroño.

El Banco de Alimentos de La Rioja, además de recoger alimentos no perecederos y ofrecer servicios de transporte, material de oficina y servicios de limpieza, lleva a cabo campañas específicas para luchar contra el despilfarro, promoviendo la idea de dar, ahorrar y repartir, frente a la cultura imperante de tener y derrochar.

En este acto, que se ha celebrado en la sede del Banco de Alimentos de La Rioja en Logroño, han intervenido también el delegado del Gobierno, Alberto Bretón; el presidente del Banco de Alimentos de La Rioja, José Manuel Pascual, y el presidente de FESBAL (Federación Española de Banco de Alimentos), Nicolás Palacio.

Historia de los Bancos de Alimentos

Los primeros bancos de alimentos surgieron en la década de los sesenta en Estados Unidos con el objetivo de recuperar aquellos productos que se desechan a diario, a pesar de encontrarse en óptimas condiciones, y destinarlos al consumo de los más desfavorecidos. Esta red fue ampliándose rápidamente y en 1987 se creó en Barcelona el primer banco de alimentos de España. En 1993 nació la Fundación Bancos de Alimentos de España, con sede en Madrid, integrada en la Federación Europea de Bancos de Alimentos.

El Banco de Alimentos de La Rioja surgió en 2001. En aquella primera edición consiguieron recoger 39 toneladas y, desde entonces, la cifra no ha dejado de crecer hasta llegar a más de mil toneladas.

El Gobierno regional apoya la labor del Banco de Alimentos de La Rioja desde su nacimiento a través de convenios de colaboración para sufragar los gastos de conservación, almacenamiento y distribución de los productos donados gratuitamente por diferentes empresas riojanas, que el Banco de Alimentos reparte a personas en situación de necesidad.