18 de octubre de 2011

estudio internacionalización

La Cátedra Extraordinaria de Internacionalización, que tiene en marcha el Gobierno de La Rioja y la Universidad de La Rioja, ha destacado en un estudio que La Rioja tiene un alto potencial en materia de internacionalización, dispone de personal cualificado y cuenta con un elevado número de empresas que exportan regularmente. Estas son algunas de las principales conclusiones del ‘Estudio del perfil de las empresas riojanas internacionalizadas. Motivos y elementos en las decisiones para la internacionalización’, que han presentado esta mañana el consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, y el rector de la Universidad de La Rioja, José María Martínez de Pisón, junto con el director de la Cátedra Fernando Antoñanzas.

El estudio tiene dos objetivos: profundizar en el conocimiento del proceso de internacionalización de las empresas riojanas y orientar la planificación de medidas públicas que favorezcan su apuesta por el mercado internacional.

¿Cómo son las empresas con actividad internacional?

El estudio, realizado a partir de los datos obtenidos en una encuesta, ha contado con la participación de 93 empresas riojanas con actividad internacional. Están ubicadas en 34 localidades de la región y especializadas en 47 actividades diferentes, entre las que destacan por el número de representantes la elaboración de vino (21 empresas) y la fabricación de calzado (11 empresas).

Las dimensiones de las empresas participantes reflejan el perfil del tejido empresarial de La Rioja: 29 microempresas (menos de 10 trabajadores), 47 empresas pequeñas (entre 10 y 49), 16 empresas medianas (entre 50 y 249) y 1 empresa grande (250 ó más trabajadores). En esta línea, el estudio precisa que las empresas riojanas con actividad internacional tienden a ser pequeñas.

La modalidad de internacionalización más aplicada es la exportación, que utiliza el 96,8% de las empresas encuestadas. Se sitúan después a mucha distancia los acuerdos de cooperación entre comprador y vendedor con un 24,1% y las alianzas estratégicas con un 12,1%. La mayoría de estas empresas (el 75%) exporta de manera continuada: el resto lo hace manera regular (10,2%), ocasional (10,2%) o experimental (4,5%). El estudio refleja una media de 13,8 años de experiencia en comercio exterior.

En cuanto al grado de exportación, que muestra el peso de las exportaciones en las ventas totales de la empresa: el 46,8% de las empresas participantes exporta menos del 10% de las ventas totales. En el 35,4% de los casos, las exportaciones suponen entre el 10% y el 50% de las ventas y el 17,7% restante, más del 50%.

Personal con elevada cualificación

Las personas que toman decisiones en materia de internacionalización tienen en general una elevada cualificación. Su perfil corresponde a una persona con estudios universitarios (74,7% de las empresas participantes), con experiencia en actividades de internacionalización (62,9%) y que habla al menos un idioma extranjero (91,3%). La mayoría de las empresas (94,5%) no tiene personal propio en otros países, aunque más de la mitad (65,3%) dispone de agentes comerciales en los mercados objetivo.

Las actividades de promoción más utilizadas son la asistencia a ferias, las misiones comerciales y la elaboración de material promocional en otros idiomas. En el capítulo de expectativas, las empresas tienden a ser conservadoras o ligeramente optimistas sobre la evolución de la internacionalización en todas sus modalidades durante los próximos tres años. Concretamente en relación con las exportaciones: el 28% de las empresas encuestadas consideran que crecerán bastante y el 59% que crecerán moderadamente.

Sobre los motivos que impulsan la apuesta de las empresas riojanas por la internacionalización el estudio sintetiza en tres los principales motivos: la existencia de demanda extranjera, la caída de ventas en el mercado nacional y la búsqueda de nuevos mercados.

Los elementos que más valoran las empresas participantes a la hora de afrontar el proceso de internacionalización son los siguientes: la experiencia previa en mercados internacionales, el conocimiento del mercado objetivo y la identificación de información clave para la toma de decisiones. En general, valoran mucho los elementos relacionados con la gestión de la información. También, los vinculados a la gestión de la innovación para adelantarse a las necesidades del mercado y a la imagen de la marca.

Aplicación de la información proporcionada por el estudio

La información proporcionada por este estudio será de gran utilidad para la planificación de las actuaciones dirigidas a fomentar la internacionalización. En esta línea, las conclusiones plantean una serie de aspectos en los que se considera necesario incidir para impulsar la apuesta internacional de las empresas de menor tamaño o con menor frecuencia o grado de exportación.

Figuran entre ellos la importancia de conocer el mercado objetivo, identificar información clave para la toma de decisiones o establecer planes concretos de actuación. También, la relevancia de aplicar la innovación a la adecuación de los productos o mantener una búsqueda constante de nuevos mercados.

Este estudio se presenta en un momento en el que las empresas riojanas protagonizan una evolución muy positiva en materia de internacionalización. Las exportaciones han alcanzado los 885,5 millones de euros entre enero y julio (último dato disponible), el 24,3% más que en el mismo periodo de 2010. Estos datos son especialmente significativos por dos razones: el incremento se produce en un contexto de crisis económica y la comparación se establece con 2010, ejercicio en el que La Rioja marcó un hito histórico: las empresas riojanas exportaron productos por un valor superior a los 1.268 millones de euros.