19 de octubre de 2015

Casi 19.000 riojanas participan cada año en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama

La consejera de Salud, María Martín, ha visitado hoy, con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, la Unidad de Mama del Hospital San Pedro donde ha dado a conocer los detalles del programa de detección precoz de esta enfermedad que desarrolla la Consejería.

María Martín ha destacado que este tipo de cáncer puede curarse detectándolo en estadios precoces, de ahí que, que tal y como recomienda el Plan de Salud de La Rioja, la Consejería de Salud apueste de manera decidida por actuaciones de promoción de la salud y de prevención de la enfermedad.

De hecho, el programa de cribado poblacional de cáncer de mama fue el primero de este tipo que el Gobierno regional puso en marcha y junto con la incorporación de novedosos medios diagnósticos y terapéuticos para tratar la enfermedad, ha demostrado ser una medida eficaz para lograr que las tasas de mortalidad registradas en la región entre 2004 y 2013 presenten una tendencia descendente.

Así, el 90% de las mujeres de las mujeres superan esta enfermedad gracias a un diagnóstico precoz y a los avances en las terapias y tratamientos, por lo que la consejera de Salud ha animado a las riojanas de entre 45 y 69 años a acudir a su cita con el programa que cuenta con una alta participación.

En este sentido, la consejera ha resaltado que sobre el total de mujeres citadas en 2014, 21.044, un 87,5%, es decir 18.413, fueron finalmente revisadas. Además de las citadas, se invitó a participar a otras 1.576, mujeres que fueron citadas en otras fases y no acudieron.

Por su parte, los profesionales que trabajan en la Unidad de Mama del Hospital San Pedro atendieron el año pasado a 9.571 mujeres (de ellas, 1.550 procedían de la Unidad Móvil para completar el estudio), y llevaron a cabo 15.391 estudios de diagnóstico por la imagen (un 15,6% más que en 2012) que corresponden a 7.771 mamografías y 7.620 ecografías En cuanto al diagnóstico por intervencionismo (punciones, citologías, estudios de biopsia y marcaje), se realizaron 1.042.

De esta manera, tanto los profesionales de la Unidad de Patología de Mama, como los que llevan a cabo el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, en la unidad móvil, atendieron en 2014 a 27.995 mujeres riojanas, un 3,6% más que en 2013.

En total, cada año se diagnostican unos 200 casos nuevos.

Riesgo de cáncer hereditario

Enmarcada también dentro de la línea de diagnóstico precoz, la Consejería de Salud puso en marcha una nueva unidad para valorar el riesgo de cáncer hereditario y establecer un seguimiento y unas medidas de vigilancia específicas para aquellas personas que puedan presentar una predisposición hereditaria a padecer determinados tipos de cánceres.

La consulta atiende casos de cáncer hereditario fundamentalmente de ovario, de mama y de colon, tumores de alta incidencia en la Comunidad Autónoma.

Este servicio del Sistema Público de Salud de La Rioja favorece la aplicación de medidas preventivas y de diagnóstico precoz a los pacientes que sean derivados a dicha consulta, si se confirma que cuentan con una predisposición hereditaria al cáncer. El objetivo es intervenir precozmente, diagnosticando el cáncer de forma muy prematura, o prevenirlo, en otros casos.

Mejorar el diagnóstico

La cirugía radioguiada, desde hace ocho años, fue una incorporación en la patología de mama para la biopsia del ganglio centinela. Se trata de una técnica diagnóstica y terapéutica que consiste en marcar con una sustancia radioactiva si hay un ganglio que presente metástasis para, si fuera preciso, extirparlo para su estudio y buscar alternativas de tratamiento. Anualmente se llevan a cabo en torno a 150 procedimientos.

Todo esto lleva a concluir que en la Consejería de Salud se apuesta por la prevención como medida esencial para mejorar la salud de la colectividad.