6 de marzo de 2008

La Dirección General de Carreteras ha abierto el concurso para la contratación de las obras de reparación del puente de Hierro sobre el río Ebro, según aparece publicado hoy en el Boletín Oficial de La Rioja.
Las empresas interesadas podrán presentar sus propuestas hasta el 1 de abril de 2008 en el Registro General del Gobierno de la Comunidad Autónoma de LA Rioja (C./ Capitán Cortes, 1. bajo. 26071. Logroño).
La apertura de ofertas será el día 11 de abril de 2008 en la sala de licitaciones de la Consejería de Hacienda del Gobierno de La Comunidad Autónoma de La Rioja (C/. Gran Vía, 56. Entreplanta).
El Gobierno de La Rioja aprobó la autorización del gasto de las obras de reparación del puente de Hierro sobre el río Ebro a su paso por Logroño, que asciende a 2.046.402 euros y se repartirán en dos anualidades: 500.000 euros en 2008 y 1.546.402 euros en 2009.
La Dirección General de Carreteras contrató la redacción de un diagnóstico a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Cantabria que trabaja en actividades científicas de investigación y desarrollo tecnológico relacionadas con las obras públicas.

En función de ese estudio, la Dirección General de Carreteras contrató posteriormente la redacción del proyecto a FHECOR Ingenieros Consultores S.A., que propone la rehabilitación funcional del puente manteniendo su configuración inicial y asegurando unas condiciones de durabilidad que permitan prolongar su vida.

Los trabajos de reparación incluyen la limpieza y los tratamientos específicos de la piedra así como la eliminación de la vegetación existente, la inyección de fisuras con mortero en los sillares, la limpieza y la consolidación de los paramentos.

En cuanto a la estructura metálica y con el fin de paliar el deterioro, los trabajos incluyen la limpieza general y el engrasado de los aparatos de apoyo, la reparación de la barandilla metálica y la imposta (zona apoyo de la barandilla), así como la aplicación de una pintura de protección en toda la estructura.

Todas estas zonas se limpiarán lo máximo, aunque será imposible eliminar las incrustaciones producidas a lo largo de los años por lo que se empleará una masilla de poliuretano para evitar la entrada de agua y suciedad, que garantizará la estabilización de los diferentes elementos.

Respecto al firme del puente, se sustituirá por una losa de hormigón ligero armado de acabado rayado para reducir la carga permanente debida al excesivo espesor del pavimento actual y procurar una circulación tranquila. También se mejorará el drenaje superficial de la estructura y el firme de las aceras.

Las camisas metálicas de las pilas sumergidas que han mostrado síntomas de corrosión se van a proteger mediante otra camisa de acero perimetral por debajo del nivel de estiaje.