22 de septiembre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha visitado las obras de refuerzo de firme desarrolladas por la Dirección General de Carreteras en la LR-245, el tramo de diez kilómetros que, entre los municipios de Almarza y Muro en Cameros, conecta la N-111 con la LR-250. Durante su visita, que tenido lugar en el Alto de la Rasa, el Consejero de Obras Públicas ha estado acompañado por los Alcaldes de Almarza, Jesús Ángel Arnedo, Muro, Israel Ochoa, y Jalón, Raquel Sáenz, así como el responsable de la empresa encargada del refuerzo, Ismael Andrés.

Antonino Burgos ha recordado que este es el segundo refuerzo de firme concluido en la última quincena (el anterior se realizó sobre la vía que conecta las localidades de Ortigosa, El Rasillo y Nieva) en los Cameros, de manera que ésta es nuevamente una actuación que "mejora la seguridad vial y la conservación de la red del Camero Viejo". En esta actuación, el Ejecutivo regional ha invertido 421.196,35 euros.

La reforma ha permitido mejorar el firme de la LR-245 a lo largo de sus 10 kilómetros de longitud, en una calzada que presenta una anchura variable entre los 5 y los 5,5 metros y se encontraba en situación de deterioro. Esta carretera, que parte de la N-111 y confluye con la LR-250 a la altura de Jalón de Cameros, forma parte del denominado Eje Intervalles.

Entre las obras ejecutadas destaca la mejora de la rodadura y el firme de la carretera así como su señalización y balizamiento. Así, se han excavado los blandones, se ha regularizado el firme, se ha reforzado la rodadura, se ha sellado la carretera y se ha extendido un riego de ‘humeo’. También se ha completado el drenaje mediante la limpieza de cunetas y arcenes así como renovado la señalización –horizontal y vertical- y el balizamiento de seguridad.