28 de abril de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha visitado las obras de la variante de Entrena, construcción iniciada por el Gobierno de La Rioja el pasado 21 de diciembre. Antonino Burgos ha podido constatar el correcto avance de una obra presupuestada en 7 millones de euros y que evitará el paso por el casco urbano de Entrena de los más de dos mil vehículos que, a diario, transitan por el municipio.

Antonino Burgos ha señalado que esta variante "es una de las infraestructuras más ambiciosas que en la actualidad desarrolla el Gobierno de La Rioja". El Consejero de Obras Públicas ha recordado que las obras "avanzan en los plazos previstos y se encuentran ejecutadas al 25%". Burgos espera que la variante pueda estar en servicio "a principios de 2011".

La importancia de la actuación radica en que la carretera por la que transcurre la variante (LR-137) conecta transversalmente cuatro ejes fundamentales de la estructura viaria de La Rioja: la N-111, la N-232, la AP-68 y la A-12.

La variante proyectada sobre la LR-137 tendrá una longitud de 3,5 metros y una plataforma de 10 metros de ancho, con tres intersecciones en los puntos kilométricos 0,6, en el 1,3 y en el 3,4 (estas dos últimas estarán conformadas por dos glorietas de 70 metros de diámetro exterior) para canalizar las conexiones con las carreteras a Sojuela y Medrano así como los accesos a Entrena.

Por lo que respecta al desarrollo de las obras, los trabajos de excavación están próximos a su conclusión pues ya se ha excavado el 85% del volumen total del terreno. Igualmente, avanzan a buen ritmo las obras de fábrica y el drenaje, ejecutadas al 70% -incluido el paso inferior para dar continuidad a los caminos agrícolas- mientras que las tareas de explanación se encuentran al 40% de su ejecución.

Si las condiciones climáticas lo permiten, se prevé que a finales de mayo se hayan desarrollado los terraplenes para, a continuación, proceder a extender el firme. Se estima que durante el mes de junio se concluyan las obras de fábrica mientras que a lo largo del verano se procederá al compactado del firme y la apertura de cunetas, de manera que la variante sea una realidad a principios del próximo año.

La empresa riojana Ismael Andrés es la encargada de la construcción de la variante.