16 de febrero de 2011

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, en compañía de miembros de la Corporación de Cenicero, se ha desplazado a Cenicero para visitar las obras de remodelación de la travesía LR-512 de dicha localidad. El objetivo de este desplazamiento ha sido comprobar el óptimo avance de una actuación, con un presupuesto de 534.000 euros y bajo la ejecución de la empresa riojana Eduardo Andrés, que se encuentra realizada en un porcentaje superior al 60% y que estará concluida para el 1 de abril.

Durante el acto, Burgos ha subrayado la importancia que, a lo largo de la legislatura, el Gobierno de La Rioja ha dado a la remodelación de las travesías urbanas "verdaderas calles principales de nuestros pueblos" y que tienen que conciliar "de forma segura pero también ágil y cómoda el tráfico rodado con el peatonal".

Así, el titular de la Consejería de Vivienda y Obras Públicas ha recordado que a la conclusión de la remodelación, esta travesía "se reintegrará en el viario urbano de Cenicero con el nombre de Avenida del Doctor Ruiz Azcárraga". "De esta forma", ha completado, "Cenicero recuperará un renovado espacio público pero también una travesía perfectamente acondicionada".

Por lo que respecta al desarrollo de las obras, ya se ha completado toda la movilización de tierras, los drenajes así como la instalación de bordillos y rígolas mientras que, en la actualidad, se está procediendo al hormigonado de las aceras y la colocación de baldosas y puntos de luz. Posteriormente, se completará el firme, tomas eléctricas y el acondicionamiento del mobiliario urbano de la travesía.

700 metros para el difrute urbano
La reforma actúa sobre el tramo de travesía de casi 700 metros que separa la LR-512 de la LR-211 y permitirá contar con dos carriles, totalmente renovados, de 2,25 metros de ancho, con rígolas a cada lado de 30 centímetros así como con aceras de anchura variable que mejorarán la fluidez de tráfico y peatones. El proyecto comprende también la creación de un área de aparcamiento en línea así como la renovación del firme y de la señalización vertical y horizontal que la nueva vía exige.

Igualmente, se ha mejorado el drenaje (con un colector de aguas pluviales y nuevos sumideros con sus respectivas conexiones a los pozos de registro) y se está actualizando tanto la red de alumbrado como las canalizaciones eléctricas.

Mientras que se renuevan los bordillos y las baldosas (de tipo hidráulico de las aceras), los 600 metros de travesía serán completados con moderno mobiliario urbano (bancos de fundición, papeleras y árboles de porte urbano) para uso y disfrute de todos los cenicerenses. Desde el punto de vista de la seguridad, las obras de renovación de la Avenida del Doctor Ruiz Azcárraga se completarán con la colocación de una barandilla que permita salvar el leve desnivel existente en la zona próxima a la Vía Verde.