27 de enero de 2011

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, se ha desplazado en la mañana de hoy al término municipal de Arnedillo para comprobar el avance de la construcción del nuevo puente sobre el Cidacos, una ambiciosa actuación en la que el Gobierno de La Rioja invierte casi 3 millones de euros. Durante su visita, Burgos ha subrayado los esfuerzos del Ejecutivo regional por mejorar las infraestructuras viarias de nuestra región. En concreto, ha destacado la importancia de este viaducto que "mejorará de forma definitiva la seguridad vial de la LR-115 en este tramo".

Burgos ha aprovechado su visita para incidir en la necesidad de acometer esta obra ya que "la actual LR-115 soporta un elevado volumen de tráfico y presenta un trazado sinuoso en este tramo". "Esta obra está contemplada como una de las actuaciones más destacadas del Plan de Seguridad Vial de 2010", ha completado, "de manera que permitirá eliminar la siniestralidad de este eje básico de comunicaciones (escenario en 2007 de un trágico accidente) y, al mismo tiempo, potenciar las comunicaciones de un corredor, el del Cidacos-Linares, que cuenta con numerosos atractivos turísticos que el Gobierno de La Rioja ha potenciado en la última legislatura".

Las obras, que están siendo ejecutadas por la empresa riojana Eurocontratas y que tienen 2.838.019 euros de presupuesto, han alcanzado un porcentaje de ejecución superior al 30%. En la actualidad se está hormigonando el estribo de la margen izquierda, operación con la que concluirá la cimentación de los elementos sustentantes sobre los que se apoyará el puente. A continuación, en el plazo aproximado de dos semanas, se completará la ejecución de los apoyos con la construcción de las dos pilas centrales sobre la que, posteriormente, se apoyará la estructura mixta, de acero y losa de hormigón (en proceso de fabricación en estos momentos), que soportará la plataforma del puente.

El nuevo puente del Cidacos, que estará concluido en el plazo aproximado de seis meses, es el de mayor longitud (a excepción de los viaductos que cruzan el Ebro y el que salva el Iregua) de los construidos por el Gobierno de La Rioja.

Características del futuro viaducto
El puente, de 140 metros de longitud y con un vano central de unos 60 metros (el segundo de mayor luz de La Rioja), permitirá salvar el cauce del río Cidacos en el punto kilométrico 14,7 de la LR-115, a dos kilómetros del municipio de Arnedillo. La construcción de este nuevo puente permitirá modificar el trazado de la carretera, salvándose las curvas de radio reducido y el túnel por el que transita la actual vía. Por lo que respecta a la plataforma del nuevo trazado, ésta contará con una anchura de 13 metros que se distribuyen en dos carriles de 3,5 metros, arcenes de 2,5 y barreras de 0,50 metros. La longitud del trazado total a mejorar para permitir la integración del puente en el entorno y en la calzada se acerca a los 700 metros.

La construcción del nuevo puente no dejará en desuso el viejo –construido en hierro forjado en la década de 1870, de 7 metros de ancho y 30 de longitud- ya que éste se utilizará como raqueta para el desvío de los vehículos en dirección a Préjano.

El viejo puente será rehabilitado con el objetivo de garantizar su uso durante un período próximo a los 50 años y salvaguardar el patrimonio regional.