11 de abril de 2011

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha suscrito en la mañana de hoy el contrato para la reforma de la travesía de Rodezno (LR-207) que, en su primera fase, implica un desembolso de 326.152 euros. Al acto de la firma ha acudido José Luis Moral, responsable de la empresa riojana COBEMASA (Construcciones Benito Martínez) que ejecutará la reforma, y Noemí Manzanos, Alcaldesa de Rodezno.

Tras la firma del contrato, Antonino Burgos ha subrayado que la reforma "supondrá un notable incremento de la seguridad vial" de una travesía que soporta un intenso tráfico dado que Rodezno sirve de enlace de dos infraestructuras de comunicación básicas en La Rioja (N-232 y A-12), y una "mejora del patrimonio urbano" toda vez que al tiempo que se acondicionará esta vía principal de Rodezno "se retirará del dominio público un transformador eléctrico que será soterrado, satisfaciendo una de las principales demandas de los vecinos", ha significado Burgos. El titular de Obras Públicas ha asegurado que la travesía estará reformada "este verano".

Desde el punto de vista de la seguridad vial, con esta reforma se pretende conciliar de forma segura el tránsito de los más de 1.200 vehículos que, a diario, atraviesan la localidad, un 16,7% de los cuales son pesados, con el uso peatonal que, de la misma, hacen los vecinos de Rodezno.

Así, se actuará en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 2,4 y 2,6 de la travesía, renovándose por completo el firme de la calzada, sin modificar su trazado, y las aceras (se cambiará el encintado de las mismas y se dispondrán nuevas rígolas mientras que el pavimento actual será sustituido por baldosa). Además, se ha proyectado una zona mixta –de uso peatonal y de aparcamiento-, al margen derecho de la calzada.

Además, se actualizarán los servicios de luz, agua y telefonía (que serán soterrados, al igual que el transformador eléctrico). Igualmente se instalará moderno equipamiento urbano (bancos, papeleras y árboles); y nueva señalización horizontal, vertical, reductores, pasos de peatones elevados y bandas transversales de alerta a la entrada de la travesía, potenciándose de esta forma la seguridad vial de la travesía.