7 de enero de 2011

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha realizado en la mañana de hoy la visita fin de obra a la travesía de Grávalos (LR-385), recientemente concluida y en la que el Gobierno de La Rioja ha invertido 297.572 euros. Durante este acto, ha estado acompañado por el Alcalde gravaleño, Jorge Abad.

El Consejero de Obras Públicas ha subrayado que 2011 será un año que "pasará a la historia gravaleña" toda vez que a la renovación de la travesía "y la mejora de las infraestructuras de la localidad" se sumará, a finales de abril, "la apertura del balneario", en desuso durante el siglo XX y recuperado por el Ejecutivo regional tras una inversión superior a los 9 millones de euros.

Igualmente, Burgos ha recordado que la mejora de la travesía era una obra necesaria, "no sólo desde el punto de vista de la obligatoriedad de conciliar el tráfico rodado con el peatonal", sino para mejorar el patrimonio urbanístico gravaleño "ganando espacio de aceras para el tránsito de los residentes pero también aumentando las plazas de aparcamiento para los visitantes".

Las obras, que han sido ejecutadas por la empresa riojana Eurocontratas, han afectado al tramo de 500 metros comprendidos entre el núcleo urbano y el edificio termal y que, hasta la reforma, se caracterizaba por la indefinición de las aceras y calzada.

Así, se ha mejorado el firme de la calzada a lo largo de la travesía, se han construido nuevas aceras, se ha habilitado un espacio para el estacionamiento de vehículos en los anexos del Balneario (conciliando este uso con el del tránsito peatonal) y se ha dotado de elementos urbanos a la travesía, al tiempo que se han renovado los sistemas de iluminación y la señalización horizontal y vertical de la vía.

Las mejores infraestructuras para el desarrollo del turismo termal
Al tiempo que la Consejería de Obras Públicas ha mejorado la LR-385, vía que comunica Grávalos con la comarca de Alfaro, el Gobierno de La Rioja reacondicionará la carretera LR-386 que conecta Ventas del Baño con Grávalos y Cervera del Río Alhama. El objetivo es dotar a estas localidades de las mejores infraestructuras para propiciar el desarrollo del turismo termal toda vez que tanto Grávalos como Cervera o la población navarra de Fitero, limítrofe con Las Ventas, cuentan con establecimientos termales en servicio (Fitero), inminente puesta en marcha, como el de Grávalos, o en fase de conclusión como el cerverano de La Albotea.