14 de octubre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha visitado en la mañana de hoy los reductores de velocidad y pasos sobreelevados que el Gobierno de La Rioja, a través de la Dirección General de Carreteras y Transportes, ha instalado en las dos principales travesías de Cervera del Río Alhama.

Antonino Burgos, acompañado por el Alcalde de la localidad, José Luis Sanz, ha puesto a Cervera como ejemplo "eficiente" de control de velocidad del numeroso tráfico que atraviesa el municipio. Burgos ha asegurado que estas actuaciones, contempladas por el Plan de Seguridad Vial 2010, "garantizan la seguridad de las travesías riojanas y permiten conciliar al máximo el tránsito peatonal y el tráfico rodado".

Esta actuación ha consistido en la instalación de dos reductores de velocidad y dos pasos de peatones sobreelevados en la LR-123, principal arteria de comunicación de la localidad. Igualmente, el Ejecutivo regional ha colocado un reductor y tres pasos sobreelevados en la LR-284, carretera que conecta Cervera con la vecina localidad de Aguilar del Río Alhama. En conjunto, la Consejería de Obras Públicas ha invertido 37.160 euros en su instalación.

Ésta no es la única iniciativa emprendida por la Dirección General de Carreteras en el municipio ya que en este primer semestre, se procedía a la instalación de este dispositivo en Rincón de Olivedo, en la LR-283. En lo que va de 2010, el Gobierno de La Rioja ha invertido 280.000 euros en la implantación de estos sistemas de reducción de velocidad en ocho municipios riojanos.