22 de diciembre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha suscrito en la mañana de hoy el convenio con el Colegio Oficial de Arquitectos de La Rioja (COAR) y el Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de La Rioja (COAATR) para la realización de una guía que sirva de modelo de referencia para la aplicación del Código Técnico de la Edificación en la rehabilitación de edificios. En representación del COAR y del COAATR, han firmado este convenio Alfonso Samaniego y Fernando Gómez, respectivamente.

Durante la firma del convenio, Burgos ha subrayado la importancia de "apoyar a la rehabilitación" porque "es una de las figuras más atractivas que en estos momentos existe de cara a la recuperación del parque de viviendas y a la reactivación económica". El titular de Vivienda ha incidido en que actuaciones como la elaboración de esta guía "permiten la colaboración con los colegios de arquitectos y de aparejadores ya que esta guía, que ha sido encargada por todas las autonomías, pueda ser compartida por todos".

Para tal fin, el Gobierno de La Rioja aportará 60.000 euros (el 98% del total de una guía presupuestada en de 61.375 euros). El modelo de análisis elegido por COAR y COAATR para aplicar el Código Técnico de Edificación es el bloque de viviendas ubicado en Jorge Vigón, 66.

Por parte del COAR, Alfonso Samaniego ha destacado que esta actuación "se centra en una torre aislada y plantea un estudio de rehabilitación completo con el objetivo de que pueda servir para aportar uniformidad en materia de rehabilitación en el conjunto del Estado". Igualmente, desde el COAATR, Fernando Gómez ha recordado que la aplicación del Código Técnico de Edificios a la rehabilitación es algo novedoso "porque el Código está pensado para los edificios de nueva planta si bien la actual situación económica exige que se actualice".

Bloque a analizar
El edificio objeto de estudio, ubicado en Jorge Vigón, 66, es una torre de gran altura de viviendas de protección oficial, construido en los setenta, con trece plantas más baja y estructura porticada de hormigón. La edificación ocupa en planta un solar formado por un cuadrado de 20 x 20 metros sobre el que se ubica la torre y yuxtapuesto a éste un rectángulo de 10 x 22, destinado a locales comerciales. El resto del solar se dedica a espacios verdes, aceras, plaza interior y rampa de garaje.

Consta de un bloque en torre, con 39 viviendas y locales comerciales en la parcela 1 y 4 del sector VI del Polígono Residencial de Lobete, en la confluencia de las calles de José María López Toledo y Avenida de Jorge Vigón.