25 de marzo de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha comparecido en rueda de prensa para informar sobre la reunión mantenida en la tarde de ayer, en Madrid, con el Secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán. Burgos ha resumido, en términos pesimistas, las conclusiones recibidas por el alto funcionario del Ministerio de Fomento. "A día de hoy, jueves 25 de marzo, y tras seis años de Gobierno socialista no hay nada de nada sobre la conversión de la AP-68 en autovía o en ronda Sur y lo vemos los riojanos a diario, es más, lo sufrimos a diario porque son muchas promesas realizadas, muchas justificaciones pero, sobre todo, muchos incumplimientos", lamentó el Consejero de Obras Públicas. "Ni Logroño ni La Rioja pueden esperar más", ha señalado.

El motivo de la reunión mantenida en la tarde del miércoles con el Secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras era conocer de primera mano la situación actual de la tramitación del estudio informativo de conversión en autovía de la carretera N-232 y, especialmente, el tramo en el que se contempla el uso de la AP-68 como ronda Sur de Logroño. Al respecto, el Gobierno de La Rioja no obtuvo "ninguna concreción ni ninguna propuesta". "Esto parece una mala película de suspense", criticó Burgos, "porque para conocer el final habrá que esperar a mañana por la tarde, que es cuando el Secretario de Estado tiene intención de anunciar los enlaces y las medidas a adoptar en relación con la autopista a su paso por Logroño". En cualquier caso, esta demora responde, en palabras de Burgos, "a un nuevo acto de escapismo político porque no se van a hacer todos los enlace demandados ni se va a rescatar la AP-68 como ronda Sur; se trata de un espectáculo de magia que generará muchas ilusiones y pocas realidades". "Creo que no habrá final feliz", completó.

En cualquier caso, y tras asegurar que el Gobierno de La Rioja no tiene ninguna información fehaciente al respecto, Burgos considera que Fomento no proyectará los cuatro enlaces demandados para mejorar las conexiones de Logroño: "Creo que no van a hacer todos los enlaces que pedimos y me parece que nos van a tratar de convencer de que está todo ya hecho cuando, en realidad y como pueden constatar todos los que usan la N-232 o la AP-68, aún tardaremos un lustro en disfrutar de los enlaces". "Fomento", denunció públicamente Burgos, "prefiere publicitar el rescate de la autopista en vez de acometer, por vía de urgencia, los enlaces. Son seis años de promesas, seis años de responsabilidades políticas, seis años, en definitiva, de inacción".

Antonino Burgos ha aprovechado su comparecencia para recordar las peticiones del Gobierno de La Rioja "que corresponden con las exigencias planteadas por los riojanos y por los agentes socioeconómicos". "No valen ni rodeos ni justificaciones, si pedimos cuatro enlaces es porque no nos valen ni tres, ni dos, ni uno. Los queremos para que sirvan de acceso rápido y directo a Logroño y los queremos porque los riojanos ya no nos conformamos con la gratuidad de la autopista. Nos prometieron rescatar la AP-68 para que fuera autovía y no queremos más barreras, ni físicas, como las que se encuentran los que usan los peajes, ni políticas, que es lo que hace el Gobierno central con la complicidad del equipo de Gobierno del Ayuntamiento logroñés".