16 de septiembre de 2011

El consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, ha incidido en la necesidad de "priorizar" las inversiones y "redoblar los esfuerzos" en una gestión "más eficaz y eficiente" ante la actual coyuntura económica durante su comparecencia hoy ante la comisión parlamentaria de este área para exponer las principales líneas de actuación de su consejería durante los próximos cuatro años.

Este es el eje sobre el que gravitará la acción de esta consejería que, tras la incorporación de obras hidráulicas, urbanismo y política territorial a las competencias de obras públicas y vivienda, se erige en protagonista del desarrollo económico de la comunidad con la intención de propiciar "un municipalismo más coherente y coordinado y, sobre todo, más efectivo", en palabras del propio consejero.

"Las políticas que el Gobierno de La Rioja va a desarrollar en estas áreas durante los próximos cuatro años van, sin duda, ligadas a la situación socioeconómica del momento y a la evolución de la misma hasta el 2015", ha señalado el consejero, acompañado durante su comparecencia por el equipo de la consejería.

"Ahora más que nunca los recursos públicos deben ir destinados a lo prioritario e importante", ha resaltado Burgos, que ha detallado las líneas maestras de su departamento, que se estructura en tres grandes apartados.

Carreteras, Obras Públicas y Transportes
"La prioridad en materia de carreteras será la seguridad vial y la conservación de nuestra red viaria por delante de la creación de nuevas infraestructuras", ha asegurado Burgos.

El consejero ha avanzado que la autovía Calahorra-Arnedo se licitará siempre y cuando las condiciones económicas no impidan "afrontar otras políticas más necesarias". La autovía Haro-Ezcaray seguirá su curso administrativo y se espera el proyecto para 2015. En cuanto a las variantes de población se consideran prioritarias las de Navarrete y Ventas del Baño y desde la consejería se maneja un amplio número de actuaciones para mejorar vías, intersecciones y travesías e incrementar la seguridad vial.

El consejero ha defendido la necesidad de impulsar las obras del Plan Hidrológico Nacional en La Rioja (presa de Cigudosa-Valdeprado, presa de Enciso, presa de Soto-Terroba y presa de Villarijo), actuaciones "esenciales" para poder desarrollar el Plan de Abastecimiento de La Rioja, que se extiende hasta el 2015 y que recoge la planificación y ejecución de siete sistemas de abastecimiento (Yalde, Oja, Cidacos, Iregua, Najerilla, Alhama y Tirón).

El principal reto en el área de transporte pasa por consolidar el sistema del transporte público, que en la pasada legislatura "dio un salto cualitativo" con la puesta en funcionamiento del servicio metropolitano y la mejora en el interurbano y rural, mediante una gestión "más eficaz y eficiente", que contempla la implantación de un billete o tarjeta única para cualquier modalidad de transporte público.

Estos asuntos se incorporarán a la futura Ley de Movilidad que Burgos ha anunciado para este periodo de sesiones y que regulará los derechos y deberes de los ciudadanos en materia de transportes así como el modelo de movilidad de La Rioja.

Burgos ha afirmado que el transporte ferroviario no puede seguir siendo el "gran olvidado" en materia de comunicación en La Rioja y ha reclamado a la Administración Central que la alta velocidad debe llegar a Logroño al mismo tiempo que a Navarra.

Burgos ha comprometido el apoyo del Gobierno de La Rioja a las obras de integración del ferrocarril a su paso por Logroño. "Somos la única administración que no ha cambiado desde que este proyecto se inició", ha dicho, tras anunciar que las fases 2 y 3 deben ser impulsadas sin más retrasos.

En materia aeroportuaria, ha criticado la dejadez de Fomento en la instalación del ILS en Agoncillo y la necesaria definición y puesta en marcha de un modelo de gestión aeroportuaria bajo la premisa de considerar el transporte aéreo como un transporte público estatal y de gestión en red.

Urbanismo y vivienda
El Gobierno de La Rioja impulsará un "urbanismo que propicie el desarrollo económico dentro de los principios de sostenibilidad, crecimiento urbano equilibrado y compatible con los usos y costumbres de los riojanos", ha reiterado Burgos.

El consejero ha avanzado que se aumentará la reserva de suelos para VPO y la posibilidad de construir vivienda protegida en suelos dotacionales, además de la creación de un Observatorio de la Vivienda en La Rioja. "Vamos a trabajar para que la vivienda sea a la vez motor de actividad económica y motor del desarrollo familiar", matizó Burgos antes de detallar una serie de líneas de actuación prioritarias.

Otras medidas en esta área pasan por la intermediación del Gobierno para facilitar la financiación; la apuesta por el alquiler y la rehabilitación como vías prioritarias de acceder a la vivienda, así como impulsar la rehabilitación de edificios, en especial en cascos antiguos y zonas urbanas degradadas. El consejero ha destacado el papel del IRVI en las políticas de vivienda del Gobierno de La Rioja.

El consejero ha abogado por " un urbanismo que propicie el desarrollo económico dentro de los principios de sostenibilidad, crecimiento urbano equilibrado y compatible con los usos y costumbres de los riojanos". Por ello, propone dotar a los ayuntamientos de instrumentos urbanísticos para propiciar un desarrollo ordenado de los mismos.

Asimismo, ha defendido el paisaje como un elemento singular de la ordenación del territorio digno de una protección especial. Está previsto promover planes de paisajes de carácter supramunicipal y programas de recuperación paisajística municipales, además de impulsar impulsará la declaración de los paisajes del viñedo riojano como paisaje cultural de la UNESCO.

Política Local y Territorial
"Una apuesta por un municipalismo eficiente y suficiente". Así ha sintetizado el consejero el principal objetivo de su departamento en este tercer capítulo. Burgos ha manifestado que los ayuntamientos, ahogados por la crisis económica y la ineficacia de la Administración Central, necesitan un nuevo marco económico-competencial que permita definir con claridad y rigor el catálogo de servicios que pueden prestar a los ciudadanos y dotarles de la necesaria suficiencia financiera.

El Gobierno de La Rioja mantendrá su apuesta de colaborar con los pequeños municipios en el marco de las políticas de solidaridad territorial que han definido el municipalismo riojano de los últimos tiempos al tiempo que promocionará políticas de gestión conjunta entre ayuntamientos.

La consejería va a realizar un esfuerzo por la unificación de criterios al programar las inversiones en los municipios bajo un único prisma que dé más coherencia y eficacia a los recursos públicos a través del urbanismo, las infraestructuras básicas (agua, comunicaciones) y el asesoramiento y apoyo inversor (Planes regionales y Convenios). El primer objetivo es lograr la suficiencia económica de los municipios, al tiempo que se avanza en la modernización de su gestión.

Burgos ha anunciado la elaboración de una Ley de Financiación Local y una Ley de Capitalidad que dé rango legal a las asignaciones que anualmente percibe Logroño del Gobierno de La Rioja como capital y prestataria de servicios a todos los riojanos.