2 de junio de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha visitado en la mañana de hoy los reductores de velocidad que la Dirección General de Carreteras y Transportes ha instalado en la travesía de Quel (LR-115). Esta actuación se enmarca dentro del Plan de Seguridad Vial 2010 puesto en marcha por el Gobierno de La Rioja y que apuesta por mejorar las condiciones de seguridad de las carreteras y travesías riojanas.

Antonino Burgos ha destacado que la instalación de reductores de velocidad supone "una forma práctica y eficaz de mejorar las condiciones de seguridad de las travesías riojanas". El titular de Obras Públicas ha recordado que las travesías "cumplen con una función fundamental de soportar el tráfico rodado a través de los municipios pero son esencialmente calles urbanas, con un uso peatonal que hay que respetar y proteger bien mediante la colocación de reductores de velocidad o pasos sobreelevados, bien con la clara delimitación entre aceras y carriles".

Además, Antonino Burgos ha señalado que el Gobierno de La Rioja procederá a la instalación de reductores de velocidad y pasos sobreelevados "en aquellos municipios que así lo requieran".

Por lo que respecta a la actuación desarrollada en Quel, se trata de la instalación de dos reductores (del tipo ‘lomo de asno’) a la entrada y salida de la travesía (en dirección a Arnedo y en dirección a Autol). Igualmente, se han dispuesto tres pasos sobreelevados. Esta intervención ha tenido un coste de 22.629 euros.