24 de noviembre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha ofrecido una rueda de prensa informativa para denunciar la campaña de mentiras orquestada desde la Delegación del Gobierno para poner en entredicho la colaboración del Gobierno de La Rioja en la cofinanciación de la futura estación intermodal de autobuses de Logroño. Burgos ha evidenciado la "desfachatez" con la que actúa el Delegado del Gobierno, en su condición de comisario político del Ministerio de Fomento, porque sus palabras vuelven a negar la posibilidad de cofinanciación, entre las tres Administraciones, de la futura estación, lo que significa "un portazo al Ayuntamiento de Logroño y a todos los logroñeses". Igualmente, Burgos ha lamentado el espíritu tergiversador de las declaraciones del Delegado del Gobierno, realizadas ayer martes, porque "el Ministerio de Fomento ni ha puesto ni va a poner un euro en el soterramiento".

El titular de Obras Públicas ha aprovechado su comparecencia para recordar los acuerdos suscritos entre las Administraciones local, regional y central para financiar el soterramiento. Así, ha insistido en que las obras se sufragan por un crédito suscrito por la Sociedad Logroño Integración del Ferrocarril, sociedad en la que el Gobierno de La Rioja representa el 25% del accionariado y en la que el Ministerio de Fomento contrata las obras (causa fundamental de que esta actuación no sea ejecutada por ninguna empresa riojana), no las paga. "Fomento ni ha puesto ni va a poner un euro en el soterramiento", ha insistido.

Burgos ha reconocido que este proyecto se autofinancia con las plusvalías derivadas de los terrenos de RENFE cuyo valor, antes de la recalificación acordada por el Ayuntamiento de Logroño y el Gobierno riojano, era ínfimo. "Los terrenos puestos por el Gobierno de España sólo servían para uso ferroviario", ha recordado, "por lo que si ahora valen 220 millones de euros (valor de su tasación a la hora de solicitar el crédito para acometer el soterramiento) es porque el Gobierno de La Rioja, a través de la COTUR, le ha otorgado este valor y lo ha hecho para que se pueda financiar el soterramiento". Estos terrenos", ha concluido, "no valdrían nada si el Gobierno de La Rioja no los hubiera recalificado".

El Consejero de Obras Públicas ha incidido en que si el proyecto de integración del ferrocarril supera el presupuesto previsto inicialmente de 220 millones, serán el Ayuntamiento de Logroño y el Gobierno de La Rioja los que afronten el déficit resultante.

Estación intermodal de autobuses
Pero, además, Antonino Burgos ha insistido en que las palabras del Delegado del Gobierno dejan a las claras las intenciones del Ministerio de Fomento con respecto a la futura estación intermodal, que suponen un "portazo al Ayuntamiento de Logroño y a los logroñeses", portazo dado con la connivencia y colaboración necesaria del equipo de Gobierno municipal cuya actitud "es sonrojante porque no defiende los intereses de los logroñeses ni reclama al Estado una cofinanciación justa".

Antonino Burgos ha vuelto a poner sobre la mesa la colaboración del Gobierno de La Rioja para asumir el copago de la futura estación de autobuses, "al igual que asume la cofinanciación de la estación de tren, cuya competencia es exclusivamente estatal, a través de la Sociedad de Integración del Ferrocarril", y ha mostrado su convencimiento de que en 2012 se podrá afrontar la cofinanciación desde otra perspectiva: "El nuevo Gobierno de España se va a comprometer con Logroño, con los logroñeses y con La Rioja. Seguro".