13 de diciembre de 2011

Acto de clausura de la asamblea general ordinaria de la Federación Riojana de Municipios

El consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, ha defendido la necesidad de "lograr el equilibrio entre ingresos y gastos en los presupuestos con el fin de garantizar los servicios básicos a los ciudadanos" en la clausura de la asamblea general ordinaria de la Federación Riojana de Municipios (FRM).

Antonino Burgos ha trasladado a los alcaldes de los municipios riojanos la importancia de "aplicar políticas de austeridad y control del gasto" ante la difícil coyuntura económica" y "concentrar todos los esfuerzos en las actuaciones prioritarias", en el acto en el que también han participado el presidente de la FRM, Roberto Varona, y el director general de Política Local, José Miguel Crespo.

El consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial ha subrayado que los presupuestos de la Comunidad Autónoma incluyen una partida específica para impulsar la actividad de esta organización que integra a casi todas las localidades de la Comunidad Autónoma. En concreto, la cifra de 145.000 euros, recogida en las cuentas del Gobierno de La Rioja para el próximo ejercicio, pretende contribuir en buena medida a la modernización de la administración local en la que se viene trabajando en los últimos años.

Asimismo, Burgos ha insistido en la estrecha colaboración del Ejecutivo regional con los municipios riojanos. Una muestra palpable de este apoyo es que los ayuntamientos podrán dedicar en 2012 parte de los fondos que reciben del Gobierno de La Rioja a saldar deudas con los proveedores y así evitar que tengan que recurrir a un mayor endeudamiento y elevar su déficit presupuestario.

El consejero ha manifestado la necesidad de "arrimar el hombro" y "unir fuerzas" con el fin de "salir antes de la crisis". Por último, ha planteado que los principales retos de los ayuntamientos en un futuro inmediato pasan por definir con exactitud sus competencias para evitar la duplicidad de servicios, la reforma de la Ley de Haciendas Locales que dote a los municipios de los recursos económicos para prestar correctamente los servicios a sus vecinos y avanzar en una gestión más eficaz mediante la creación de agrupaciones municipales.