18 de abril de 2011

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha suscrito en la mañana de hoy el contrato para la reforma, en su primera fase, de la travesía de Igea, en la LR-283. Al acto de la firma ha acudido José Luis Moral, responsable de la empresa najerina Construcciones Benito Martínez (COBEMASA), encargada de la remodelación, así como el Alcalde igeano, Sergio Álvarez.

Tras la firma del contrato, el titular de Obras Públicas ha recordado que esta inversión de 308.944 euros permitirá “el inmediato inicio de unas obras necesarias para incrementar los estándares de seguridad vial en la travesía y embellecer una vía, la LR-283, que por su naturaleza propia constituye una de las arterias principales de Igea”. Burgos ha apuntado que los igeanos notarán las mejoras que implica esta actuación “este mismo verano”.

La reforma, que será ejecutada en cuatro meses, mejorará las condiciones de circulación por la LR-283, entre los puntos kilométricos 19,45 y el 19,76, al tiempo que se acondicionarán las aceras para mejorar su integración en el viario urbano igeano.

Así, entre las actuaciones que se realizarán en la calzada, se repondrá por completo su firme, se uniformizará el mismo y se procederá al fresado de una calzada que mantendrá su anchura actual, que oscila entre los 6,5 y los siete metros. Además, para mejorar la seguridad de la travesía, se colocarán seis espejos de visión panorámica, se actualizará la señalización horizontal y vertical y se instalarán dos elementos reductores de velocidad.

En cuanto al acondicionamiento urbano de la travesía, hay que señalar que los 320 metros lucirán, a la conclusión de la actuación, un aspecto moderno toda vez que se pavimentarán las aceras –cuya anchura se homogeneizará al máximo- en adoquín de hormigón. Éstas presentarán un aspecto diferenciado en su intersección con las calles adyacentes y la zona de aparcamientos. Un murete de cuarenta metros de longitud, que permitirá mantener la acera al nivel de la calzada, incrementará la sensación de seguridad y comodidad de los peatones.

Igualmente se procederá a la demolición completa de los muretes así como de las acequias, árboles u otros elementos que dificulten la pavimentación de la zona para, posterioremente, proceder a la urbanización de la travesía mediante la instalación de farolas ‘fernandinas’, jardineras, bancos y papeleras.