22 de julio de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha visitado las obras de ampliación de arcenes que el Gobierno de La Rioja está llevando a cabo en la carretera de El Cortijo (LR-441). Estas obras, que afectan al tramo comprendido entre los puntos kilométricos 1,3 y el 2,5, están ya concluidas a falta de que se actualice la señalización horizontal. El Gobierno riojano, a través de la Dirección General de Carreteras y Transportes, ha invertido en esta actuación 58.000 euros.

El Consejero de Obras Públicas, Antonino Burgos, ha recordado que esta obra, que continúa la realizada en el año anterior y que afectaba al tramo de 1.300 metros entre el punto kilométrico 0 y el 1,3, tiene por objetivo "mejorar las condiciones de seguridad vial de los vecinos de esta zona residencial tan próxima a Logroño así como ordenar, de forma segura, el numeroso flujo de peatones que se dirigen bien al barrio de El Cortijo o a la Ermita del Cristo".

Antonino Burgos ha reconocido que estas obras "son necesarias para mejorar la seguridad vial de una carretera que asume una intensidad media de tráfico diario superior a los 3.000 vehículos".

Con esta actuación, desarrollada por la empresa riojana Ismael Andrés, se ampliará hasta el metro y medio el arcén situado al margen derecho de la calzada mientras que, en su margen izquierda, los peatones dispondrán de un ancho de un metro para transitar.

Hay que recordar que en 2007 el Gobierno de La Rioja procedió a la renovación total de esta carretera con una inversión que superó los 600.000 euros.