22 de febrero de 2016

La consejera de Presidencia, Relaciones Institucionales y Acción Exterior, Begoña Martínez Arregui, recibe al embajador de Eslovaquia en España, Vladimir GraczImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa consejera de Presidencia, Relaciones Internacionales y Acción Exterior, Begoña Martínez Arregui y el director general de Acción Exterior, Giorgio Cerina, se han reunido hoy con el embajador de Eslovenia en España, Vladimir Gracz, a quien han expresado el interés del Gobierno regional por "explorar nuevas vías de colaboración para impulsar las relaciones comerciales con este país".

En el encuentro, de carácter protocolario, Begoña Martínez Arregui se ha interesado por las oportunidades comerciales que ofrece Eslovaquia, cuya actividad económica está basada en la industria, el comercio, el transporte y la hostelería, y le ha invitado a conocer recursos culturales, económicos y turísticos de La Rioja. También le ha felicitado por el libro que presentó en el Centro Riojano de Madrid en diciembre del año pasado, en el que expresaba su opinión sobre el proyecto común europeo y la necesidad de reforzar los lazos morales de Europa.

Eslovaquia forma parte de la Unión Europea, tiene una población de 5.416.000 habitantes y una superficie de casi 50.000 kilómetros cuadrados.

Relaciones comerciales entre La Rioja y Eslovaquia

Las exportaciones de La Rioja hacia Eslovaquia se han incrementado sustancialmente en 2015, alcanzando un valor de más de 11,3 millones de euros, lo que supone un aumento del 163,4% con respecto a 2014, aunque esta cifra representa tan solo el 0,7 del total de las exportaciones riojanas.

En concreto, la mayor parte de las exportaciones son de maquinaria y herramienta para trabajar metales; equipos, componentes y accesorios de automoción y materias primas y semimanufacturas de caucho natural. En la actualidad, el país ocupa el vigésimo puesto en el ranking de países clientes de La Rioja.

En cuanto a las importaciones de productos eslovacos, La Rioja compra fundamentalmente componentes para el sector del automóvil que, en 2015, alcanzaron la cifra de 8,7 millones de euros, los que supone un aumento del 61,6% con respecto a 2014.