9 de noviembre de 2007

Ante las declaraciones realizadas esta mañana por el Ayuntamiento de Logroño en relación con el convenio de servicios sociales, el Gobierno de La Rioja quiere manifestar que:

El Ayuntamiento de Logroño, al tratarse de un municipio con una población superior a los 20.000 habitantes, debe hacer todos los esfuerzos que estén en su mano para mantener los niveles básicos de atención a los ciudadanos entre los cuales se incluyen las prestaciones básicas de servicios sociales.

A través de este convenio que se lleva realizando hace muchos años, tanto con Gobiernos del Partido Popular como del Partido Socialista, el Gobierno de La Rioja concede al Ayuntamiento un dinero para garantizar unos mínimos, pero si el gasto para cubrir la ayuda a domicilio u otro programa es superior al previsto, debe ser el Ayuntamiento el que lo incluya en sus presupuestos.

El criterio del Gobierno de La Rioja en este sentido no ha variado; ahora bien, si con estas manifestaciones se debe interpretar que el Ayuntamiento este año, por primera vez, no va a firmar el convenio, el Gobierno regional quiere decir a todos los logroñeses que serán los dirigentes de la Corporación los únicos responsables de esta pérdida de fondos. Y será a ellos a quien tengan que pedir responsabilidades.

El Ejecutivo riojano también quiere instar al Ayuntamiento de Logroño a reflexionar sobre la responsabilidad y obligaciones que tiene con los ciudadanos, así como a la lealtad para con el Gobierno de La Rioja, tal y como se refleja en la Ley de Servicios Sociales de La Rioja y en la Ley de Dependencia, que otorga un gran protagonismo a las Corporaciones Locales para garantizar las prestaciones básicas.