10 de febrero de 2010

El Gobierno de La Rioja quiere aclarar tras las declaraciones realizadas esta mañana por el concejal Vicente Urquía respecto al Convenio de Capitalidad con el Ayuntamiento de Logroño, que el convenio establece como posibilidad que este dinero se destine a la construcción de guarderías o a la construcción de la estación de autobuses, además de otro tipo de actuaciones en otras áreas.

El Ejecutivo riojano se limita a cumplir con su obligación de incluir en el texto una serie de prioridades para la ciudad, pero, lógicamente, es responsabilidad del Ayuntamiento de Logroño decidir si lo hace o no.

Las prioridades establecidas por el Gobierno de La Rioja en el texto del convenio recogen las manifestaciones realizadas por los representantes del Consistorio logroñés de que existen esas necesidades en la ciudad.

La fórmula del convenio es la común entre administraciones leales y responsables. El Gobierno regional plantea únicamente prioridades razonables para destinar un dinero que es de todos los riojanos.

Por otra parte, es necesario recordar que el Gobierno de La Rioja destinará 200 millones de euros a la ciudad de Logroño durante 2010, por lo que la dinámica de lloriqueo y victimismo del Gobierno municipal es inaceptable.