13 de marzo de 2013

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, y la directora general de Servicios Sociales, Carmen Corral, han presentado el balance anual del servicio ‘Teléfono del Menor’

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, y la directora general de Servicios Sociales, Carmen Corral, han presentado hoy el balance anual del servicio ‘Teléfono del Menor’, que en 2012 atendió en La Rioja 6.146 llamadas (6.089 de niños y adolescentes y el resto, 57, por la línea del adulto) que buscaban información, orientación, ayuda y protección.

Del número total de llamadas recibidas, 6.053 han sido llamadas orientativas, en las que es preciso realizar una labor de contención emocional o resolver alguna duda o información sobre algún recurso. Esto supone un incremento de 2.795 llamadas con respecto al año 2011, es decir un 83%.

Por otro lado, han disminuido ligeramente las llamadas de orientación especial, 93 frente a las 98 registradas en 2011. Estas llamadas son las que exigen una valoración psicológica en su orientación y, siempre que es pertinente, contemplan intervenciones y/o derivaciones.

José Ignacio Nieto ha valorado positivamente el servicio indicando que el hecho de que sea "gratuito, totalmente confidencial y funcione 24 horas al día favorece que salgan a la luz situaciones de riesgo, desamparo, soledad o aislamiento de menores hasta entonces desconocidas".

El consejero de Salud y Servicios Sociales ha destacado "la alta profesionalidad de su plantilla" formada por psicólogos, psiquiatras o psicopedagogos, trabajadores sociales y abogados, todos ellos con conocimientos acreditados en materia de familia e infancia. Además, ha recordado que estos profesionales trabajan en una oficina centralizada que presta servicio a toda España y a cuya financiación el Gobierno de La Rioja aporta 15.300 euros cada año.

Motivos de las llamadas

En las 6.053 llamadas orientativas ha sido preciso realizar una labor de contención emocional, resolver alguna duda o informar sobre algún recurso. Sin embargo, de los 93 accesos de orientación especial, un 42,3 % requirió la intervención del equipo de psicólogos, el 13,5% precisó una intervención psicológica, y social, el 7,7% una intervención psicológica y jurídica y el 36,5% una intervención psicológica, social y jurídica. En el 13% de los casos fue necesario informar a las fuerzas y cuerpos de seguridad, siempre, claro está, con el consentimiento previo del llamante. De las llamadas riojanas que recibe el servicio a través de sus dos números (900 20 20 10 y el número armonizado de ayuda a la infancia en la Unión Europea 116111), el motivo más recurrente es la violencia ejercida hacia un menor, en cualquiera de sus formas (bullyng –acoso escolar-, maltrato físico, psicológico, abandono, ciberacoso, "echado de casa"...) y que representa el 42,5% de los casos atendidos en el teléfono de ayuda a niños y adolescentes. En comparación con 2011 hay un aumento de 4.3 puntos en las consultas por situaciones de violencia contra niños (un 38,2% en 2011), siendo el primer motivo de consulta en los dos años.

Por otro lado, el segundo motivo de llamada se centra en las dificultades de relación, categorizadas como problemas sentimentales, donde los menores trasladan preocupaciones referidas a la relación con su pareja sentimental o relacionada con la posibilidad de conseguirlas. Están llamadas representan un 15% de los casos.

Por último, el tercer motivo de llamada consiste en las consultas sobre sexualidad, que suponen un 12,5% del total.

Perfil del usuario

El perfil del usuario indica que 6 de cada 10 llamadas son realizadas por mujeres y que, por edad, el grupo de entre 12-13 y 17 años es el más numeroso con el 95%. El principal grupo de edad que ha accedido al servicio es el de los niños de 14 a 15 años (40%). El 28,8% de las llamadas de niños y adolescentes tienen una duración media de 10 a 20 minutos.

El 32,2% de las llamadas muestran una gravedad baja pero el 33,9% son de gravedad alta. De todas ellas, el 17,9% presentaban un nivel de urgencia alto, es decir, requieren una intervención inmediata (detección de una fuga, intento de suicidio). Los meses con más actividad en el servicio fueron julio y diciembre con 1.043 y 1.041 llamadas respectivamente, mientras que enero y mayo con 97 y 103 llamadas cada uno fueron los más tranquilos.

Un servicio también para adultos

La Fundación ANAR también gestiona a través de los mismos números de teléfono el ‘Teléfono del Adulto y la Familia’, un servicio de atención gratuito dirigido a aquellos adultos (padres, madres, abuelos, profesores, etc.) que necesitan ayuda u orientación en temas relacionados con menores. En 2012 recibieron 57 llamadas (el 1% del total de llamadas a este Servicio).

El 32% de las consultas que hacen los adultos se refieren a menores de 7 años y un 28%, a adolescentes de 12 a 13 años, También llama la atención que si en años anteriores las consultas sobre chicos y chicas se repartían a parte iguales, en 2012 las consultas sobre chicas experimentaron un leve crecimiento situándolas en el 68% (63,6% en 2011).

Los problemas jurídicos, que acaparan el 40% de las consultas, están en el primer motivo de consulta, seguido por violencia ejercida a un menor en cualquiera de sus formas, un 32% de los casos, lo que supone un ligero descenso respecto a 2011 (39%). La orientación más solicitada es la que combina una respuesta psicológica, jurídica y social, con el 53,7% de las llamadas.