24 de octubre de 2007

El Gobierno de La Rioja ha regulado en un Decreto todas las actuaciones relacionadas con la Atención Temprana en la Comunidad, con el fin de ofrecer una intervención integral a la población infantil riojana de 0-6 años afectada por trastornos relacionados con la discapacidad o que tienen el riesgo de padecerlos en su desarrollo. Actualmente son unos 1.400 los niños y niñas susceptibles de ser incluidos en esta atención.

El Decreto, que entrará en vigor la próxima semana, reconoce la Atención Temprana como un recurso universal, de responsabilidad pública y cercano al ciudadano.

Entre otros aspectos regulará el procedimiento de intervención necesario para que cada menor cuente con su Programa Individual de Atención y para que cada menor pueda recibir atención integral en un único centro, a ser posible en su zona de residencia evitándole así desplazamientos a él y su familia.

También coordinará las actuaciones de los sistemas que intervienen en la Atención Temprana, que son Servicios Sociales, Salud y Educación, sin perjuicio de que cualquiera de los tres Departamentos puedan llevar a cabo actuaciones en el marco de sus competencias.

En lo que respecta a la estructura organizada para la atención, por una parte cuenta con un recurso específico como es la Unidad de Desarrollo Infantil y Atención Temprana de La Rioja (UDIAT); y por otra, reorganiza y racionaliza los recursos de los tres sistemas existentes en la Comunidad, garantizando en lo posible el principio de proximidad territorial de estos centros.