28 de julio de 2011

La consejera de Administración Pública y Hacienda, Concepción Arruga, ha manifestado hoy el compromiso renovado que existe por parte del Gobierno de La Rioja de continuar trabajando en el control y reducción del déficit público, como así puso ayer de manifiesto en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que tuvo lugar en Madrid. Arruga ha recordado que, históricamente, La Rioja ha sido una de las Comunidades Autónomas que ha cumplido con este objetivo, permitiéndole hasta ahora no presentar planes de saneamiento presupuestario y tener una plena autonomía para contraer deuda.

No obstante, Arruga considera "preocupante" el problema de liquidez que sufren las Comunidades Autónomas, causado, a su juicio, por la dificultad de acceso al crédito y el incumplimiento de los compromisos derivados del modelo de financiación y de los acuerdos adquiridos por el Gobierno central.

En este sentido, la consejera ha anunciado que La Rioja presentará, antes de que acabe este año, un proyecto de ley de techo de gasto no financiero en el Parlamento para regular la cuantía máxima que podrá alcanzar el presupuesto del Gobierno de La Rioja.

Por otro lado, el Ministerio informó ayer sobre el límite de gasto no financiero del presupuesto del Estado para el ejercicio 2012, con unos cuadros macroeconómicos "poco creíbles", a juicio de Arruga. "La Rioja exigió ayer un ejercicio de transparencia y lealtad porque el Estado presente cifras creíbles de crecimiento, acorde a los escenarios económicos actuales y que hasta ahora no ha hecho porque no ha llevado a cabo las medidas estructurales que necesita este país". Por eso, ha añadido, "ahora somos las Comunidades Autónomas las que tenemos que pagar por los malos diagnósticos y los errores de previsión que ellos cometieron". En el caso de La Rioja estamos hablando de un "desfase" del más del 20%.

La consejera de Administración Pública y Hacienda ha recordado que en el Gobierno de La Rioja "estamos haciendo las cosas bien, y por lo tanto, podemos transmitir un mensaje de tranquilidad, confianza y seguridad a los riojanos ante la gestión realizada porque estamos cumpliendo los compromisos de estabilidad y equilibrio que dicta el Consejo de Política Fiscal y Financiera". Prueba de ello es que a lo largo de este ejercicio, La Rioja, junto con Madrid, han sido las dos únicas Comunidades Autónomas que no han tenido que presentar planes de reequilibro al haber cumplido el objetivo de estabilidad presupuestaria en 2009 y haber presentado en 2011 un presupuesto con un déficit inferior al 0,75% del PIB.