29 de agosto de 2007

El uso negligente de un asador en el área recreativa 'Peña el Prado' de Autol parece ser el causante de un incendio declarado el pasado sábado, 25 de agosto, y en el que ardieron dos hectáreas de monte, en su mayoría coscoja y una repoblación de pino carrasco.

El fuego se originó a primera hora de la tarde y enseguida fue detectado por un particular, lo que ayudó a que se movilizaran con gran rapidez todos los medios personales y técnicos necesarios para su extinción.

Las primeras investigaciones apuntan que el origen del incendio puede ser el asador del área recreativa 'Peña el Prado' de Autol. En este lugar, como en el resto de áreas recreativas de La Rioja situadas en montes y terrenos forestales o en una banda de 400 metros alrededor del monte, está prohibido hacer fuego desde el pasado 1 de agosto y hasta el próximo 15 de octubre. Se trata de una medida excepcional que la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial adoptó para prevenir los incendios forestales en vista de las adversas condiciones climatológicas y del estado actual de la vegetación en los montes.

Todo indica que el incumplimiento de esta prohibición ha sido el causante de este foco que ha acabado con dos hectáreas de monte y que podía haber tenido consecuencias mucho más graves de no haberse detectado a tiempo.