17 de enero de 2007

La Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, Aránzazu Vallejo, ha denunciado que la visita que ayer cursó a La Rioja la Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, no ha aportado nada nuevo ni ha supuesto ninguna inversión nueva para la Comunidad Autónoma. Vallejo ha confirmado que la totalidad de las actuaciones de las que habló se proyectaron y licitaron en el anterior Gobierno del Partido Popular y el actual Gobierno de la Nación lo que ha hecho ha sido retrasar las obras para hacerlas coincidir con el período preelectoral.

Aránzazu Vallejo, que ayer acompañó a la Ministra durante su visita a diversos municipios de La Rioja Baja, considera que el actual Gobierno de la Nación no puede hablar de colaboración con el Gobierno de La Rioja en materia de infraestructuras hidráulicas, ya que las obras de las depuradoras iniciadas (Calahorra, Nájera y Alfaro) estaban ya licitadas en la anterior legislatura y en el caso de las presas (Enciso y Terroba) se han retrasado deliberadamente hasta la víspera de elecciones.

Sistema de cuotas

Aránzazu Vallejo insistió en la falta de colaboración del Gobierno central con La Rioja. Así, no está prevista ninguna aportación económica finalista para el II Plan de Saneamiento, que beneficiará a los pueblos de la Sierra riojana, y el sistema de financiación que se aplicará es por cuotas a través de empresas públicas, por lo que luego habrá que devolverlo. El Gobierno de La Rioja tendrá que afrontar toda la inversión, al tratarse de municipios pequeños, por lo que exige colaboración al Gobierno de la Nación para premiar el importante esfuerzo que están realizando los riojanos en esta materia.

También criticó que la Ministra hable de la constitución de una nueva Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, cuando en el tema hidráulico lo que pretenden es que las Comunidades Autónomas desaparezcan del Consejo Nacional del Agua, órgano más adecuado para participar en las decisiones referentes a esta materia.

Un caso ejemplar de falta de colaboración es el de la finca de Ribavellosa. Antes de la llegada de la Ministra Narbona, se había adjudicado y licitado el equipamiento de la residencia, y se había proyectado el enlace de la carretera N-111 con la finca y el centro de interpretación. Con el actual Gobierno de la Nación se paralizaron todas las actuaciones previstas y sólo se continuó con la actuación de la residencia porque ya se había iniciado.