21 de diciembre de 2009

La Vicepresidenta y Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, Aránzazu Vallejo, ha asistido a la inauguración de las esculturas de oficios tradicionales instalados en diferentes puntos de Haro y a la presentación del catálogo editado para la ocasión.

Una de las actuaciones centrales del Plan de Dinamización de Producto Turístico ‘’Haro, Patrimonio de Vino’ es la tematización de la ciudad con esculturas de oficios tradicionales vitivinícolas, artísticos y artesanos que pretenden reconocer la importancia y la incidencia de estos trabajos, algunos prácticamente desaparecidos.

En total, se han instalado ocho esculturas que representan los oficios de tonelero, embotellador, vinatero, botero, músico, hortelana, alpargatero y limpiabotas. Las figuras se han realizado en bronce y para la contratación de este proyecto se presentaron veintiún escultores, seleccionándose a cinco:

-Santiago de Santiago: Limpiabotas.
-Ángel Gil Cuevas: Botero y hortelana.
-Cándido Pazos: Tonelero.
-Anselmo Iglesias Poli: Vinatero y alpargatero.
-Teodoro Antonio Ruiz: Embotellador y músico.

Las esculturas han sido colocadas en diferentes lugares emblemáticos de la ciudad, convirtiendo a Haro en un museo al aire libre. En concreto el limpiabotas se encuentra en la Plaza de la Paz, el botero en la Plaza de la Cruz, la hortelana en la calle Siervas de Jesús, el tonelero en la entrada a la zona de la Herradura, el vinatero debajo del Torreón, el alpargatero en la plaza Garraf, el embotellador en la calle Lucrecia Arana y el músico delante del teatro Bretón.

Para difundir este museo al aire libre se ha editado el catálogo ‘Esculturas. Oficios de Arte’ que recoge estas esculturas, así como las existentes en la ciudad y relacionadas con el mundo del vino. De la publicación se han editado 5.000 ejemplares que están a disposición del público en la Oficina de Turismo de Haro.